Los 5 errores más comunes que estás cometiendo con tu ropa

Todo hombre siempre pensará su look dos veces -o más- antes de salir de casa. Y esto es totalmente cierto, incluso, puede sonar contradictorio a las supuestas estadísticas que afirman que las mujeres son quienes se preocupan más por su outfit para evitar errores.

El sector masculino se preocupa de los detalles y es más minucioso en cuestiones como lo que transmite a través de ciertos aromas de una fragancia o del cómo lograr verse siempre bien en temas de barba y bigote. No obstante, esto puede afirmar que la verdadera esencia de la elegancia masculina radica en los detalles. Pero, aunque todo hombre se preocupe por el aspecto físico, siempre habrá asuntos que quedarán pendientes. Errores que, quizás, estés cometiendo a la hora de vestir y aún no te has dado cuenta.

Foto: Christian Viering / Getty Images

En cuestiones de estilo, el caballero debe explorar más allá de las reglas básicas: combinaciones clásicas, prendas necesarias en el closet, mezclas de estampados y, por supuesto, como hacer el nudo de una corbata. Sin sumergirnos a clases de cómo combinar texturas o identificar cada estilo de zapatos; existen puntos casi imperdonables a estas alturas.

Enlistamos los errores más comunes que estás cometiendo al vestirte y te explicamos porqué deberías compartirlo con todos los que te rodean. Pero, primero, comienza por evitarlos a toda costa.

Ilustración: Simmon Said para GQ

LA COSTURA TRASERA, EN FORMA DE X, DE UN BLAZER O ABRIGO

Todos los abrigos y sacos, en la parte inferior trasera, cuentan con una costura en forma de X que une dos cortes. Lejos de ser una costura decorativa, este pespunte forma parte de los códigos de entrega de quien lo confecciona. La “x” evita que la prenda se arrugue o se doble, y los cortes, permiten un mejor movimiento al caminar. Así que, dale otra revisada a tu saco. Si encuentras la costura en forma de X, ¡quítala de inmediato!

LA ETIQUETA COSIDA EN LA MANGA DE UN TRAJE

La gran mayoría de trajes y blazers cuentan con la etiqueta, ligeramente cosida, en la manga del saco. Y es muy común ver a más de uno, luciendo elegante en cualquier evento, pero, con la etiqueta en la manga. No, no está ahí de forma intencional o por cuestiones de diseño. La etiqueta, únicamente sirve para diferenciar las marcas en los retails o ubicarlos con mayor facilidad en los percheros. La regla es simple: en el momento que compres un traje, descose la etiqueta.

Foto: Getty Images

¿CALCETINES DEPORTIVOS CON TRAJE?

Una pregunta irónica que hace énfasis a un error de grandes proporciones. No es tan difícil identificar que unos calcetines deportivos tienen una función particular y, asimismo, la tienen los calcetines “de vestir”. Los calcetines de hilo son los que conocemos de toda la vida y acompañan a las prendas formales. Ahora, también se puede experimentar un poco más en cuestiones de colores y estampados, pero, siempre, con este estilo de calcetín.

BOLSILLOS COSIDOS

De seguro, en múltiples ocasiones llegaste a afirmar que cometiste el error de comprarte pantalones sin bolsas o que los bolsillos de tu blazer solo eran ficticios. ¡Y no! No es así. Toda la ropa de sastrería tiene bolsillos, pero, por calidad de confección, estos deben entregarse cosidos con una puntada llamada hilván. La costura sencilla hace que el blazer no se deforme estando en los almacenes o percheros. No olvides retirar todos los hilvanes en donde veas que se forma la entrada de un bolsillo.

Foto: Cortesía Zara

LOS BOTONES DEL SACO

Hay una regla de oro que resumirá todo: “a veces, siempre, nunca”. Recuerda esta frase siempre que salgas de la casa con un blazer puesto. La cita hace referencia a los tres botones que tiene un saco: el primer botón, A VECES, puedes ir abrochado, el segundo SIEMPRE y el último botón, NUNCA. En caso de que el saco solo cuente con dos botones, el primero siempre y el último nunca.

Otro dato importante es que al momento de sentarte debes desabotonar todos; sin excepciones.

Sin comentarios

Deja tus comentarios

Your email address will not be published.