Trucos efectivos para eliminar imperfecciones del rostro -sin gastar una fortuna-

El acné y las ojeras no son los únicos problemas estéticos e imperfecciones que podemos notar a simple vista. Si hacemos un detallado recuento de los problemas que deseamos evitar, sin dudar, agregaríamos a los puntos negros, los famosos pelos enterrados y las horrorosas verrugas.

Fotografía: Jens Langkjaer

Algunos problemas son difíciles de evitar, como las verrugas, pero en muchas ocasiones podemos disminuir su presencia y hasta erradicarlos con trucos caseros y sencillos. Antes de entrar en materia es de suma importancia mencionar que no todos los casos se pueden solucionar de esta forma. Si la situación es más complicada de lo creemos, lo mejor será recurrir con un dermatólogo experto en el tema, quien, con toda la experiencia y profesionalismo, nos dará la solución exacta. Sin embargo, hay algunos tips sencillos que nos sacarán de apuros.

Fotografía: Jack Pierson

VERRUGAS

Realmente no se puede hacer mucho para prevenir su aparición, pues, en la mayoría de los casos es hereditario y se van incrementando con los años. Suelen aparecer en zonas como las axilas, ingles, espalda y el cuello. Estas temidas y desagradas “bolitas” no son más que una acumulación de piel, pero, no por ello, se podrán arrancar tan fácil de la zona. Arrancarlas traerá un abundante sangrado y el área subcutánea puede infectarse. Lo ideal es utilizar un aceite de té antiinflamatorio y antibacterial para aplicarlo sobre la verruga de dos a tres veces diarias. Con el paso de los días, el exceso de piel se irá secando para, finalmente, desprenderse.

PELOS ENTERRADOS

La presencia de estos dolorosos individuos llega después de un afeitado. El pelo de la barba comienza a crecer de lado y enrollándose en sí mismo, lo que impide su salida a la superficie de la piel e infectándose, para dar paso una enrojecida y molesta protuberancia muy parecida a una espinilla. Cuando esto pase no intentes “reventarla”; a la primera señal de un vello enterrado frota, con una pequeña toalla, gel exfoliante de ácido láctico -aunque también puedes hacer una pasta de azúcar y aceite de oliva- y dar movimientos circulares sobre la zona afectada. No pruebes expulsarlo a la fuerza; la pasta, junto con la exfoliación, removerá las células muertas y el pelo comenzará a brotar. Cuando ya haya salido, toma unas pinzas previamente desinfectadas y tira de él. Doloroso pero benéfico.

Getty Images

PUNTOS NEGROS

Aunque existen un sinnúmero de productos en el mercado para erradicar estos visibles puntos, también, podemos crear mascarillas naturales. Una de ellas se puede hacer utilizando un poco de yogurt natural mezclado con miel de abeja: revuelve la mezcla hasta tener una pasta homogénea y aplícala en el rostro, en forma de mascarilla, por 20 minutos. Finalmente, remueve el producto con agua tibia y repite la operación unas tres veces a la semana. El ácido láctico, presente en el yogurt, contribuye a restablecer el PH de la piel, disminuyendo el exceso de grasa en ésta. Asimismo, reduce el diámetro de los poros y remueve la piel muerta.

Sin comentarios

Deja tus comentarios

Your email address will not be published.