Así es como se vestían los hombres en los ochenta para ir al gym

Avatar

Nadie puede negar que los ochenta fueron una época en que se revolucionó la industria de la moda, y aunque pocos lo crean, el uso del crop top, leotardos pegados al cuerpo y lo ultra corto reflejaban un símbolo de masculinidad y poderío. Hace poco pudimos ver en la última entrega de la famosa serie estadounidense, American Horror Story, al actor Cody Fern en este killer outfit. Pero la duda aquí es, ¿qué fue lo que pasó?, ¿en dónde quedaron estos conjuntos y por qué fueron ocultados?

 

Los ochenta parecía ser una época de libertad: el hombre se divertía con la ropa, probaba nuevas formas de reinventarse y como lo vimos en notas anteriores, artistas como Freddie Mercury, David Bowie, Prince y Boy George reflejaban una posibilidad de cambio dentro del mundo masculino, pero hubo varias vertientes en donde esta asimilada progresión se vio frenada por su enemigo el retroceso. 

Por un lado, los ochenta fueron el reflejo de una política neoliberal que permeaba al mundo occidente y con una expansión de la globalización. Estos conceptos favorecían un consumo exponencial en donde la ropa que ahora conocemos como genderless, neutra o unisex no cabían dentro del negocio. Un motivo que llevó a apuntalar de manera consensuada los productos, accesorios y ropa que definían al ‘hombre’ y a la ‘mujer’ de la época. 

Foto: Getty Images

Por otro lado, el terror del SIDA deambulada por el mundo y, tristemente, fue atribuida en un principio hacia los homosexuales una de las causas principales para que poco a poco se fueran archivando todo tipo de prendas asociadas hacia la comunidad en el baúl. La moda de los ochenta para hacer ejercicio definía un statement de placer, estilo y comodidad. El actor y fisicoculturista americano, Arnold Schwarzenegger, demostraba que el uso de camisetas y shorts cortos era un conjunto imperdible para el gym. Al igual que Patrick Swayze y el inigualable y musculoso, Sylvester Stallone, mejor conocido por protagonizar la serie de películas de Rocky y Rambo.

Los aerobics, las clases de baile y resistencia convivían en la década ochentera en una esfera equilibrada tanto en hombres como mujeres. Conceptos que en poco o mucho se fueron fetichizando al grado de confeccionar las actividades propiamente ‘masculinas’ y las ‘femeninas’, la incógnita ahora es: ¿todo esto se ha perdido?

En la actualidad, aunque no en pasos agigantados, la palabra inclusión está en boca de todos. Una tendencia que también aparece para reafirmar que estas ideologías mal entendidas se desvanecen cual muro de Berlín. Este tipo de outfits utilizados en los ochenta encuentran una reapertura con diseñadores como Alex Mullins, Pierpaolo Piccioli y Alessandro Michele, quienes democratizan el vestido en los hombres a través de diferentes conjuntos, entre ellos, ropa ajustada, crop tops y el uso de tacones. Tipos de estilos que ya hemos visto personificados en artistas como Justin Bieber, Ezra Miller y Harry Styles.

Aunque la lucha continúa, hoy parecen ser más las voces que gritan por la libertad del vestido y cito al autor español, Miguel Espigado: ”la hombría, tradicional opresora de las mujeres y de nosotros mismos, lo que tiene que hacer es disolverse. Como desertor de un ejército sin causa, yo quiero tirar la bandera, romper mi arma y quemar el uniforme”.

Sólo queda decir, ¡larga vida a las prendas libres de los ochenta para ir al gym! 

Ver Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© 2020 BADHOMBRE CREATIVE STUDIO S.A. DE C.V.

Hecho en México.

Scroll To Top