Leyendo ahora
El streetwear. Un estilo de vida atemporal por excelencia

El streetwear. Un estilo de vida atemporal por excelencia

Juan Ramón Hernández

Más que un estilo al vestir, el streetwear es un movimiento, una forma de vida que no se rige por normas estrictas, se define más por la actitud al vestir para reflejar una personalidad urbana que tiene sus orígenes en la calle. En la actualidad esta forma de vestimenta mueve gran parte de lo que se vende dentro de la industria de la moda, no solo fast fashion sino que también de lujo.

El génesis del streetwear fue un cambio radical en la cultura popular de finales de la década de 1970. Fue un movimiento subcultural subversivo que se originó en Los Ángeles en las contraculturas del surf y el skate. De hecho, a Shawn Stussy, fundador de Stüssy, se le atribuye a menudo el mérito de ser el catalizador de todo el movimiento de la moda urbana.

Colaboración otoño 2020 de Dior y Shawn Stussy

A la par, pero ahora en la costa este de Estados Unidos, el hip-hop, nacía en las comunidades negras de la clase trabajadora y se estaba convirtiendo en uno de los géneros musicales más pujantes en aquel país. La forma de vestir del hio-hop rápidamente se popularizó en el sur del Bronx y el centro de NYC con camisetas gráficas bajo el lema de hágalo usted mismo (bricolaje), hecho que fue dotando de popularidad al streetwear, que de un momento a otro los chicos negros con equipos de sonido y jeans holgados bailando breakdance en las calles fue parte del movimiento.

El streetwear representaba para aquellos jóvenes un despertar con la necesidad de tener un estilo propio que diera cuenta de la mezcla cultural que había surgido en ambas partes de EUA

Como todo movimiento cultural, la música no le fue indiferente. Se le considera a la banda Run- D.M.C., la responsable de iniciar una conversación entre música y sportswear, al revitalizar los icónicos Superstar de Adidas, lanzados previamente en 1969. Cinco años más tarde, lanzaron la canción “My Adidas”, con la que se logró reforzar el concepto de sus canciones: llevar a la calle un estilo de vida que funcionara como una sólida expresión social y un himno de juventud, rebeldía y libertad mediate la moda y la música.

Para la década de los noventa James Jebbia cambió la forma de consumir este estilo de vida que ocurría en las calles al abrir una tienda en Lafayette (Downtown Manhattan) llamada Supreme. La construcción de la marca está ligada a la esencia de la cultura del skateboarding, al tiempo que ha incorporado arte dentro de la moda urbana, con colaboraciones de artistas como David Lynch y Damien Hirst.

En el documental de 2016 de Sacha Jenkins, Fresh Dressed, Damon Dash, el ex gerente de Roc-A-Fella dijo: “Lo que tienes en tu cuerpo es un reflejo de cómo te está yendo económicamente”. Puede que no tengas el mejor coche o apartamento, pero seguro que estarías “fresco” vestido porque querías ser percibido como poseedor de más de lo que poseías en realidad. La gente se enorgullecía y encontraba integridad en la forma en que se vestían y se comportaban. Estas palabras reflejan la esencia del streetwear, que fue una simple demostración de riqueza y poder durante una época en la que no se podía hacer o decir mucho más para expresar la rabia y la infelicidad de ser negro.

Porque hay que aclarar algo; Versace, Ralph Lauren, Gucci y desde luego Tommy Hilfiger no hacían ropa para los getos ni mucho menos. Era algo aspiracional a lo que en sueños se pudiera obtener pero que para la gente de color llegar ahí no era posible.

En nuestros días el Streetwear es estandarte de marcas de lujo que se han adaptado este estilo como forma de inspiración para sus colecciones. El streetwear funciona aun como una forma de expresar un estilo cool, reinventándose como forma para rentabilizar el sentimiento de una joven generación que ama sentirse libre, relajado y desde luego cool.

El revival de la moda urbana está influyendo en varias áreas, desde la producción, la venta y la promoción. Su revolución ha llevado a las marcas de lujo y de ropa deportiva se entremezclen.

La ropa “casual” como camisetas, sudaderas y zapatillas inspiradas en el hip hop, skate, graffiti, se ha hecho con una parte importante del mercado: ha generado un negocio próximo a los 185.000 millones de dólares. Igualmente, los datos apuntan a que el streetwear supone un 10% del mercado mundial textil y de calzado, datos que Strategy&, la consultoría estratégica de PwC, que ha consultado a 40.000 consumidores de todo el mundo y 700 profesionales de la industria de la moda en su informe Streetwear: the new exclusivity.

Una de las grandes bondades del streetewar es que abraza a cualquier persona sin importar tu estrato económico de procedencia. No es pretencioso y ofrece múltiples variables para seguir creando e innovando para sacar todo su potencial.

Ver Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© 2022 BADHOMBRE CREATIVE STUDIO S.A. DE C.V. Hecho en México.