Leyendo ahora
En México, los hombres y la publicidad ¿mal representados?

En México, los hombres y la publicidad ¿mal representados?

Juan Ramón Hernández

Pero que nada debemos tener claro que la publicidad tiene como objetivo persuadir al consumidor para la compra de un producto o servicio partiendo de una realidad, por eso debe conocer sus aspiraciones para lograr el éxito. Hombres conduciendo autos deportivos, una maquina sexual, ejercitando sus cuerpos o luciendo un reloj de lujo eran algunos ejemplos de la publicidad diseñada para este género en particular, pero ¿acaso estos modelos de masculinidad conectan con los hombres de este la actualidad?

En momentos de crisis económica acceder a esos productos caros es cada vez más irrealista, por eso se debe de considerar un mensaje que recaiga en el beneficio que traerá ese producto. En los varones, el estereotipo culturalmente establecido que más se replica en diferentes sociedades y que además es transmitido por los medios de comunicación su la relación con la fuerza: que se traduce en el ejercicio físico, sentimental, sexual y desde luego poder. Cabe decir que desde esta perspectiva masiva quedan totalmente excluidos homosexuales, bisexuales o cualquier tipo de preferencia sexual no normativa.

Esta realidad no es exclusiva de los varones, pues se replica en las mujeres, pero lo que sí es diferente es que los modelos de vida masculina representados son limitados pese a los esfuerzos aplicados a este mercado. Esto ha hecho que la publicidad no logre suficiente entendimiento sobre la actualidad masculina y su diversidad. Jonathan Durden, cofundador de la agencia de medios y de comunicación PHD Media y de la firma de productos de cuidado personal para hombres Below the Belt en Londres en 2017 dijo al especto: “Los hombres modernos no se sienten representados con lo que muestra la publicidad, todo lo que vemos es un cliché”.

Si todo es un cliché entonces es hora de realmente saber cómo es aquel individuo que mira la publicidad y que además realmente quiera comprar aquello con lo que se sienta identificado.

Hasta antes de 2015 la publicidad poco había cambiado en el sector masculino, pues se consideraba que los hombres apenas habían cambiado a través de los años, pero ahora, a 7 años de distancia las cosas parecen haber cambiado al menos en los modelos aspiracionales.

En la parte estética y de moda las cosas se complican aún más, ya que se el atractivo físico es un montaje social que varía según patrones de estética y tendencias que dicta la moda (europea blanca principalmente). El culto al cuerpo y el hedonismo de la segunda mitad del siglo XX en Europa son el resultado de la consolidación para una sociedad del consumo. Algunos rasgos comunes son el cuerpo fitness son la forma en «V» del torso, es decir hombros y pecho desarrollados y más anchos que la cintura; abdominales sin grasa y marcados (la denominada six pack); piernas bien formadas. Por consecuencia la ropa tiende ser diseñada sobre estos estándares.

En Estados Unidos, la marca de lencería de Rihanna Savage X Fenty ha construido toda narrativa que incluyen tallas grandes para los hombres y de diferentes medidas siendo incluyente con la variedad de etnias en aquel país.

En México para crear los propios estándares de publicidad que realmente seas aspirarles y no solo sueños se debe considerar que la edad promedio de hombres, para que no solo esté enfocada en estándares jóvenes, es de 29 años de acuerdo con el censo de INEGI de 2020. Se debe considera además el salario con el que cuenta la persona y de esa cantidad, lo que esta dispuesto a pagar por la ropa considerando estándares de calidad.

Por último, pero no menos importante es la representación cultural, por eso optar por modelos de tallas grandes y diversas dependiendo el mercado influirá en la persuasión de compra.

 

Ver Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© 2022 BADHOMBRE CREATIVE STUDIO S.A. DE C.V. Hecho en México.