Leyendo ahora
Glam Rock: el estilo de música que redefinió la masculinidad

Glam Rock: el estilo de música que redefinió la masculinidad

Avatar

Durante años, hemos creído que la ropa configura nuestro género, de igual modo que los colores de esta. La falda, los vestidos, las uñas y el rosa, es de ellas. Los pantalones, los sacos y el azul es de ellos, sin embargo, estas son construcciones sociales e históricas del género y del deber ser. La moda para hombres siempre ha estado sujeta en su cotidianidad a los estereotipos del hombre hegemónico, es decir, del hombre tradicional basado en el concepto de masculinidad. Esta masculinidad se compone de varios adjetivos, como el ser fuerte, seguro, valiente, frío, calculador, seductor y demás aspectos que hemos aprendido de diversos flancos para ser un hombre de verdad. Cabe señalar, que un hombre se le considera mayormente masculino en relación de cuánto más se aleje de la concepción de lo femenino, es decir, que un hombre con falda, se le podría considerar menos masculino, puesto que su apariencia se relaciona con un símbolo de la feminidad.

Brad Pitt por Mark Seliger para Rolling Stone

Sin embargo, la moda ha sido también un parteaguas para romper estos cercos de ideología, pues cada vez es más común ver a hombres vestir con faldas, transparencias, encajes, accesorios y demás componentes que, hasta hace unas décadas, sólo lucían en mujeres. Esto se debe a una ruptura generacional y su relación con los estereotipos sobre lo masculino y lo femenino. Cada vez más venos colecciones de grandes diseñadores con ropa andrógina, sin género.

Esto no es del todo nuevo, y para explicarlo nos remontaremos algunos años atrás pare rememorar algunos artistas que, desde su performance, desafiaron esos códigos de masculinidad a través de su vestimenta.

Uno de los artistas más distinguidos en este punto fue David Bowie. Su apariencia camaleónica se debía a sus constantes cambios de look según su disco en turno y el discurso de su música, su apariencia andrógina siempre lo dotó de un gran estilo que no precisamente representaba la moda masculina tradicional. Su cabello, maquillaje y teatralidad, lo alejaba de esa idea de hombre, dando como resultado un personaje que seducía por su voz y estilo.

Otro artista que desarrollo un personaje alejado de lo masculino es el cantante Freddie Mercury, mismo que se asumió como homosexual durante su carrera como músico. En algunos vídeos, se le puede ver vestido de mujer, incluso en conciertos portando prendas que rayaban en la extravagancia como abrigos y coronas, simulando ser una reina, haciendo alusión al nombre de su banda. Su inseparable bigote daba un contraste del vello masculino con los atuendos femeninos, dando como resultado un hibrido muy peculiar que en su momento rompió una brecha que lo colocó como un rebelde el sistema y el concepto de hombría.

Por su parte, Brian Eno, de la banda Roxy Music junto a todo el glam rock, fue un desafío de la masculinidad, el maquillaje, las chaquiras, terciopelo, los zapatos de plataforma y los estampados de color, hicieron de estos artistas un símbolo suigéneris en su forma de expresarse y vestirse. Eno además de maquillarse, su performance corporal en el escenario era una expresión más cercana a lo femenino, naciendo como una antítesis del rock del hombre rudo.

A la lista podemos sumar músicos como Elton John, Marc Bolan, bandas como KISS, New York Dolls hasta bandas más contemporáneas como Scissor sisters o Bad Bunny que siguen cuestionando y poniendo en el centro de las discusiones su forma de vestir.

Ver Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© 2020 BADHOMBRE CREATIVE STUDIO S.A. DE C.V. Hecho en México.