Leyendo ahora
Homeless chic fashion, ¿por qué esta tendencia controversial que ha sobrevivido a pesar de los años?

Homeless chic fashion, ¿por qué esta tendencia controversial que ha sobrevivido a pesar de los años?

Juan Ramón Hernández

En esta semana, Balenciaga lanzó su colección de tenis “Paris Sneaker”, con un estilo muy destressed y sucio, el cual ha dado mucho de qué hablar por su apariencia. Esta no es la primera vez que la marca hace un lanzamiento controversial y mucho menos es la primera que hace lanzamientos de este tipo pues Gucci, Golden Grosse y hasta Maison Margiela (por mencionar algunas) lo hicieron con anterioridad. ¿Por qué esta tendencia controversial que ha sobrevivido a pesar de los años?

 

 

Gucci
Golden Grosse

Con la llegada del Y2K, las marcas han optado por rediseñar o relanzar artículos inspirados en la tendencia de los dos mil, como los pantalones a la cadera, anchos, faldas cortas y nuevamente a la cadera; claro, todo con un estilo destressed: rasgado, sucio, mal cortado y decolorado. Prueba de ello el set de Miu Miu con la minifalda que hemos visto en distintas editoriales y Balenciaga, marca que lleva la punta de lanza en marketing viral de redes, no se pudo quedar atrás consiguiendo lo que buscaba.

El lanzamiento del modelo Paris High Top Full Destroyed tiene el llamativo logo de Balenciaga Graffiti en la suela disponible en negro y blanco con precios que ascienden hasta los $14,500 MXN, limitados a 100 piezas a nivel mundial de tenis extremadamente destruidos que inclusive no tienen talón.

Esta tendencia de ropa, zapatos o accesorios destruidos tiene un origen en un turbio pasado de la tendencia “homeless chic”. Trend que se basa en la indumentaria de los indigentes urbanos que en varias ocasiones de la historia reciente tuvieron un extraño movimiento sombre las pasarelas. Pero que también toma parte del discurso sobre los materiales no renovables de los que el ser humano es responsable.

Un antecedente muy famoso de esta tendencia fue la colección de Dior haute couture primavera 2000 inspirada en la población sin hogar de Paris cuando John Galliano era el director creativo de la firma.

La colección estuvo inspirada específicamente los vagabundos que decía (John Galliano) observar mientras corría por el Sena. En esa ocasión, Galliano ofreció ropa deconstruida en exquisitas prendas de vestir, incluidas algunas que parecían periódicos apilados para calentarse; para la joyería improvisada, ensartó compilaciones de basura variada, desde utensilios de cocina abollados hasta mini botellas de whisky.

A finales de los 10’s también tuvo un singular despunte sobre las pasarelas, con marcas como Yves Saint Laurent, Vivianne Westwood y Margiela y que ahora, en 2022,  resurge en un contexto de invasión de Rusia a Ucrania, los escases de recursos naturales, la tendencia Y2K y consumismo, así que tal vez este lanzamiento no esté tan descabellado.

Yves Saint Laurent
Yves Saint Laurent

En Milán para la colección masculina de otoño de 2010 de Vivienne Westwood celebró lo “chic sin hogar” inspirada en”el vagabundo errante cuyo atuendo diario es un equipo de batalla”. Para el desfile, Westwood cubrió la pasarela con cajas de cartón y decoloró el cabello de sus modelos para lograr ese look de recién despertadas de un banco del metro. Las modelos en la pasarela cargaron sacos de dormir, empujaron carritos de compras y uno “salió de su caja de cartón con un saco de dormir, se lo colgó del cuello y se alejó rápidamente”.

Kylie Jenner también usó esta tendencia distressed

 

En 2014, salió a la venta Chanel’s Art School Backpack, una pieza que destacó por la colección de pasarela Primavera de ese año.

Estos ejemplos ilustran los problemas de “blanqueo” o inclusive en apropiación cultural. En los tiempos que vivimos la moda también es política, y donde además los medios también juegan un papel crucial en cómo son percibidas estas “inspiraciones”, pues hacen pasar por algo chic una situación de calle, sin hogar, salud y que en muchas ocasiones derivan más problemas derivados por la falta de higiene.

No olvidemos el caso de Slavik, un vagabundo que a principios de la década pasada tomó relevancia luego de que el fotógrafo Yuko Dyachyshyn lo descubriera en las calles de Ucrania vestido de una forma “fuera de lo común para un vagabundo”. Llegando a romantizar su estilo de vida limitado con frases como “solo vive con lo necesario” o “no hace falta mucho dinero para vestir bien”.

En su andar por las calles encontraba ropa, artículos o lo que fuera necesario para adaptarlo a su cuerpo o las temporadas del clima. Durante dos años, el fotógrafo y Slavik mantuvieron contacto y el fotografió capturó varias de sus “looks” para después, mediante recortes y edición las manipulara para hacerlas pasar por portadas de las revistas más famosas del mundo.

Al día de hoy se desconoce su paradero, pues nunca fue retirado de las calles aunque su imagen fuera lo bastante viral para dejar las calles.

Sin embargo, estas no eran solo ropa normal. Tenía su propio sentido del estilo. Usó artículos que encontró en refugios o incluso en la basura, y los hizo suyos. Mientras visitaba Ucrania, el fotógrafo Yuko Dyachyshyn descubrió Slavik. Durante más de dos años, Dyachyshyn tomó fotografías de Slavik y sus atuendos de moda. Llamó al proyecto, “La moda de Slavik”. Aquí hay un adelanto de esta cartera inusual.

Ver Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© 2022 BADHOMBRE CREATIVE STUDIO S.A. DE C.V. Hecho en México.