Leyendo ahora
¿La moda es efímera o duradera?

¿La moda es efímera o duradera?
Dinero, tendencias y creatividad entran en la ecuación

Juan Ramón Hernández

La efímeras dinámicas del hombre actual, han obligado a la industria de la moda a ir a la par de sus apuradas actividades, obligándola a ser reflejo de sus inquietudes, valores y por su puesto, el presente; cuestiones que sin duda, cambian generación tras generación y propician grandes transformaciones.

En este sentido, durante años, el nacimiento, desarrollo y permanencia de la moda se ha conjugado con distintos contextos de grandes momentos históricos, políticos, económicos y sociales, sirviendo como medio de expresión de la emoción, el recuerdo y la identidad personal. Así, hoy en día, todo eso sumado lo digital, ha replanteado el papel de la industria dentro del mercado internacional, así como su presencia social.

Así, Francisco López Navarrete CEO de Mindway y director de Fashion & Luxury management explica que las marcas han tenido que adaptarse a los tiempos de las redes sociales, en donde Instagram, Facebook y ahora TikTok, son los reyes de Internet, sitio donde las sociedades muestran la moda como una expresión cultural: visten como viven.

“Las grandes marcas del lujo han tenido que transformarse para complacer a individuos más rápidos, más consumidores y más cambiantes. La moda ya no es esa cosa alejada a la que sólo tenían acceso pocas personas”, afirma López Navarrete.

Asimismo, afirma que la moda es un ejercicio de comunicación.“Su estrategia reside en su relación con los clientes, no en sus productos directamente. Por eso, ha sido más rápida que otras industrias al adaptarse a los cambios tecnológicos, porque trata fundamentalmente con deseos humanos, con comportamientos, con estilos de vida”.

En este sentido, mucho ha cambiado desde el nacimiento de marcas como Louis Vuitton, Gucci, Hermés y medios como Harper ‘s  Bazaar o Vogue durante el siglo XIX. Pues el permanente deseo y querencia social de tener algo diferente a lo demás, ha hecho que los modelos de negocio, las distancias y la comunicación, evolucione a pasos agigantados.

A partir de esto, hay quienes consideran que el valor de la industria se ha perdido, moviéndose más por la venta, que por el arte que represente crear piezas e indumentarias con esencia. Abel Luppo, Diseñador de Alta Costura, escribió para Fashion Network en 2011, que la moda es el arte de trascender a través de la imaginación, de la realización, diciendo que un verdadero creador no entiende de moda efímera ni se mueve por lo casual, sino que lo transforma en causal.

Agrega Luppo que: “Banalizar la moda es no entenderla, no vivenciarla. Los flashes suman, pero sólo a veces, la moda en realidad es la alquimia de la vanidad junto con el mensaje del creador”.

En el afán y visión vanguardista (como en muchas otras artes), la moda busca entre sus inspiraciones, como: la calle, el arte, la contracultura, la protesta y la tradición, conceptos nuevos que logren cautivar a la vista de todos mientras conserva parte de su identidad. 

Asimismo, el diseñador de Alta Costura menciona que un creador debe potenciar las ganas de llevar la moda sin prejuicios, sin reglas. Recalca, que en la actualidad, existen casos en marcado donde impera un sentimiento de hacer de la moda un hecho banal, admitiendo que esta manera de entender la industria, no trasciende ni prospera.

“La moda efímera no existe, la verdadera moda es eterna…y lo eterno nunca pasa de moda”.

Como podemos ver, ambas ideas deben convivir en una sola realidad, misma que implicaría no dejar una por otra. Es decir, crear moda que responda a las necesidades actuales del mercado, pero sin dejar atrás el valor que debe implicar la creación del diseño. De esta manera, aseguramos la permanencia de la moda sin dejar atrás su valor y presencia artística.

Ver Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© 2022 BADHOMBRE CREATIVE STUDIO S.A. DE C.V. Hecho en México.