Leyendo ahora
Los editores de BADHOMBRE celebran a sus madres

Los editores de BADHOMBRE celebran a sus madres

Ivan Estuardo

El equipo de BADHOMBRE le dedican una carta a sus madres con motivo al Día de las madres, tomando inspiración en las joyas de Swarovski.

Juan Pablo Jim

Hay algunos olores que siempre me recuerdan a mi mamá cuando yo era niño y los fines de semana se arreglaba para salir con mi papá: el perfume que usaba, mezclado con spray de pelo y cigarro, que la hacían parecer tan glamorosa y me daban mucha curiosidad.

Con el paso del tiempo, mi mamá dejó de fumar, de usar ese perfume, de usar spray y hasta de salir en las noches. Cuando visito su casa, una de las cosas que se mantienen constantes desde esa época es su colección de figuritas de Swarovski – que ha crecido a través de los años, y que representa cumpleaños, aniversarios, festejos, decepciones, logros. A través del tiempo he aprendido a ver a mi mamá como una persona igual que yo, con virtudes y defectos, y no como la veía de chico, como un ídolo. Pero su colección me sigue dando mucha curiosidad: ¿quién era esa mujer antes de casarse con mi papá? ¿por qué tiene esa personalidad? ¿qué es de lo que está más orgullosa y de qué se arrepiente en la vida? ¿por qué le gusta tanto coleccionar figuritas? Es tan difícil separar la identidad de ella como mujer y la familiaridad que siento con su papel de madre. Creo que es una de las preguntas que para los hijos nunca tendrán respuesta: ¿quién es mi mamá sin ser definida por mí? He hecho las paces con nunca poder responder. Estoy cómodo con seguir fantaseando con las respuestas basadas en las figuritas que colecciona.


Alejandro Peregrina

“Casi todas las madres son criaturas de nuestros sueños”.
Jaime Sabines

Ma:

No sé a qué se refería precisamente Sabines en ese poema, pero estoy leyendo un análisis de Tootsie (¿recuerdas que siempre he creído que mi abuela se vestía igualito para ir por mí al kínder?) y la recomendación de la ventana lateral es un artículo que se llama ‘A father’s love, whether he says too much or not enough’ y me hace pensar en cómo siempre defendemos nuestra dinámica peculiar de querernos. Si hiciera una nota de ello seguramente el tono sería muy a la defensiva y se llamaría ‘Amor lacónico’ y tendría que explicarnos, pero no tengo que hacerlo —ni me interesaría, porque me consta que a mis casi 30 años apenas reconozco profundamente satisfactoria esta nueva dinámica de tratarnos como dos adultos que tienen en común más intereses que nunca y una nueva complicidad que nos acercó como personas sin empujarnos a los papeles de madre-hijo que siempre nos apretaron.

Como nunca hemos sido muy celebratorios y más bien el cinismo nos ha dado nuestras propias festividades, me cuesta mucho querer pretenderlo ya, pero he sonreído todo este tiempo al hacer esto porque te imagino riéndote de mí intentándolo.

Por un año más sin celebrar, te celebro —a distancia, como siempre, con este pretexto perfecto.

Shop The Story

Daniel Vásquez

Hay momentos, como este, donde quisiera regresar el tiempo y disfrutar hasta de las cosas más insignificantes. Y es que escribir esta carta a tres días de haber perdido a mi abuela se vuelve de las cosas más complicadas por la nostalgia que esta puede tener.

Ya han pasado veinticinco años desde que llegué a alegrarle la vida a mi mamá -al menos eso pienso o eso nos dicen siempre- y más o menos unos veintiuno desde que comencé a tener memoria. A estas alturas, las canciones de Selena, el aroma a violeta y sándalo de un Jesús del Pozo y el olor a spray fijador tienen la capacidad de hacerme viajar a los días donde solo quería quedarme con mamá y no ir al kinder.

Conforme fui creciendo me cuestionaba qué era lo que a mamá le hacía feliz: ¿su colección de collares? ¿mis calificaciones altas? ¿o el no discutir con papá por varias semanas?, siempre con la intención de encontrar el regalo perfecto o ser el hijo prodigio. Crecí y me di cuenta que, constantemente, ella buscaba estar bien: en paz, tranquila e indagando siempre lo que le llenaba y hacía sentir plena. Y creo que, de manera inconsciente, es una lucha que me ha heredado, pues siempre camino en la dirección de las cosas que me hacen feliz.

Ahora que la veo muy poco, extraño su comida (honestamente ella sabe que la cocina no es su fuerte), sus regaños y, por supuesto, su forma tan amena de ver la vida. No me queda más que resumir todo ese cariño impoluto con el regalo ideal. Todo apunta a sumar un collar a su colección: una joya que lejos de ser una más a lista representa un tallado, un trabajo incansable y una pasión absoluta que lleva a cualquier metal y piedra en bruto a convertirse en la más bella y brillante pieza.

Francelia Bahena

A Mindi:

¡Holis má! En esta carta quiero decirle al mundo que te admiro muchísimo. Para empezar te admiro porque eres la primer persona que terminó una licenciatura en tu familia y gracias a eso desde los 18 años te dedicas a la enseñanza, tú y mi papá son los profesores más dedicados a su trabajo que he visto. Recuerdo que cuando estaba chiquita tus tardes y noches de domingo eran 100% dedicadas a planear tus clases de la semana (grupo por grupo) para analizar el avance de cada uno de tus alumnos y brillabas cada vez que terminabas de calificar los exámenes de química que siempre creaste con meticulosidad, dependiendo del avance y las características de cada grupo. Incluso ahora que ya estás jubiladas, sigues interesándote por los temas de la educación. ¡Eso me enseñó lo que es apasionarte por tu profesión!

Ver También

Desde ese momento recuerdo admirarte no solo por lo mucho que te gustaba tu trabajo, también por lo bien que lo combinas con tu maternidad, con tu familia y tu vida personal. Nunca nos descuidaste, ni un poquito en ningún aspecto; ni en nuestra alimentación, donde preparabas menús para que yo y mis hermanos estuviéramos sanitos y comiéramos rico (y vaya que te tocó tener una hija melindrosa que no le gusta nada picoso); ni en nuestro desarrollo motriz, donde siempre nos buscaron actividades artísticas y deportivas para complementar nuestra vida escolar; ni tampoco en nuestra profesionalización, donde hiciste todo lo posible por darnos herramientas que nos preparan mejor. ¡Es que tú supiste hacerlo todo bien! Bueno, fuiste tú y mi papá juntos, pero siendo honestos, todos sabemos que tú llevabas la batuta de organización en esta familia.

Siempre has brillado por ser una mujer diferente, eres muy inteligente y te adapta al cambio mucho más fácil que la mayoría de los boomers que conozco. Yo se que uno de tus animales favoritos es la libélula, un ser pequeñito pero muy importantito que curiosamente describe tu personalidad ¡Eres luz! Feliz día de las madres Mindi, tu destello me sigue iluminando en todos los aspectos de mi vida.

Iván Estuardo

Mamá,

Las palabras nunca han sido la forma mas eficaz para poder hablar acerca de ti. Probablemente jamás lo sean, en el mejor sentido. Durante toda mi existencia, has sido el pilar más fuerte de esta familia, esa persona que cuida de los suyos, que deja a un lado sus intereses por poner en primer lugar el de los demás, y a veces, me ha costado trabajo entender ese amor desmesurado que puede tener una persona hacia otra, pero así eres tú. Gracias por siempre inspirarme a ser alguien mejor, por haber tomado el rol de papá y mamá en innumerables ocasiones, casi podría sonar como un cliché, pero lo hiciste. Eres mi ejemplo de fortaleza y dedicación.

Jamás has sido una mujer que colecciona cosas u objetos, pero sin duda, lo que es importante para ti es lo que atesoras como si fuese una verdadera joya. Desde un dibujo de mis manos cuando tenía 4 años, hasta el día en el que decidí tomar un camino diferente, todo con el mismo amor y sin distinción.

De niño me cuestionaba porque dejabas de hacer las cosas que te gustaban por atender un hogar, y ahora entiendo que, esto es lo que tú realmente siempre haz amado hacer. Feliz día mamá, por este y todos los días que he tenido la fortuna de tenerte.

Shop The Story

 

*Consulta precios y disponibilidad en www.swarovski.com.mx y sorprende a mamá con un regalo brillante a pesar de la distancia.

Ver Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© 2020 BADHOMBRE CREATIVE STUDIO S.A. DE C.V.

Hecho en México.

Scroll To Top