La música y la moda se unen nuevamente para la entrega número 63 de los premios Grammy, celebrada en Los Ángeles California. La ceremonia logró ser tan emocionante como innovadora, pues se celebró en medio de la pandemia por COVID-19, que no sólo ha hecho buscar nuevas formas de comunicación y formatos para las entregas de premios, sino también, ha logrado que la evolución de la moda y la industria musical haya llegado a niveles que nunca imaginamos. 

Entre los artistas más esperados para esta edición se encontraban BTS, quienes están rompiendo récords al ser la primera banda de K-Pop en alcanzar múltiples nominaciones al Grammy; Black Pumas, nominados a “Mejor Artista Nuevo”; Chris Martin (cantante de Coldplay) y Harry Styles, quien para este punto, no necesita presentación. Además de los latinoamericanos Jhay Cortez y Bad Bunny

Todos ellos, junto con los presentadores de la noche, se vistieron con las tendencias de la temporada, que van desde el minimalismo y la sobriedad al usar siluetas femeninas, hasta el uso de colores que no dejan pasar desapercibido a cualquiera que los usa. También, los trajes no faltaron, con la innovación y los nuevos cortes propuestos por diseñadores como Alessandro Michele o Riccardo Tisci

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Trevor Noah (@trevornoah)

El conductor de esta edición de los Grammy, Trevor Noah, llegó en un traje negro de Gucci siendo fiel a su elegante estilo. Así, añadió un broche de la marca neoyorkina Tiffany & Co. sumando más elegancia a su look, que contrasta de manera ideal con la rebeldía de su pelo natural. 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Jacob Collier (@jacobcollier)

Jacob Collier, nominado a “Álbum del Año”, eligió un traje en color rosa de Stella McCartney acompañado de una camisa floreada, reflejando la juventud y frescura de la propuesta musical del artista inglés. La elección de Collier se une a la tendencia de colores vibrantes para primavera – verano ‘21 del año, que ha sido parte de la propuesta de marcas como Hermès y Balmain. 

Bad Bunny llegó a la alfombra roja en un total look negro de la marca inglesa Burberry, liderada por Riccardo Tisci y la nueva colección masculina Otoño /Invierno 2021. Con camisa, abrigo, zapatos y falda, el cantante puertorriqueño se une al minimalismo propuesto por Tisci, el cual cambia la narrativa que había propuesto con sus looks anteriores.

Finneas, nominado a “Grabación y Canción del Año”, llegó en un traje rosa de Gucci con camisa blanca de líneas horizontales azules y un moño negro que le da la seriedad necesaria para la ocasión, todo sin perder la diversión con la que siempre se muestra. Para su actuación con Billie Eilish, cambió su outfit por uno totalmente en color verde que juega con el que su hermana usó para la presentación de Everything I Wanted, nominada esta noche. 

El rapero DaBaby llegó con un estilo totalmente barroco firmado por Dolce & Gabbana. Su traje evoca a la época dorada italiana, misma que ha inspirado un gran número de colecciones de la marca milanesa. Asimismo, decidió agregar tres collares y un sombrero verde con detalles en rojo que complementaron el estilo de su traje. 

La banda de R&B, Silk Sonic, compuesta por Bruno Mars y Anderson Paak, lucieron looks setenteros que complementan la historia visual que acompaña a su nuevo disco. Paak también eligió a la firma italiana, dirigida por Alessandro Michele, para la alfombra roja: un saco con flores de Gucci, pantalones azules acampanados y camisa rosa. Su outfit se comunicaba de manera perfecta con el de Bruno Mars, quien siempre encuentra la manera perfecta de usar la moda como complemento de su música. 

Para su presentación en el escenario de los Grammy, uno de los artistas más esperados, Harry Styles, usó un look negro de piel firmado por Gucci. A este outfit, agregó una bufanda de marabú, dándole el toque divertido al que nos ha acostumbrado, sobre todo, desde el inicio de su colaboración con Alessandro Michele. 

El puertorriqueño, Jhay Cortez, llegó a la gala para unir fuerzas con Bad Bunny y presentar su éxito Dákiti que ha roto más de un par de récords. Fiel a su estilo, Cortez eligió un traje oversized color café para el look previo a la presentación. Decidió combinarlo con una playera de red y un collar café, complementando el estilo urbano que siempre acompaña a su música. 

No cabe duda, que última edición de los Grammy estuvo llena de actuaciones impresionantes, donde nuevamente, la moda juega un papel importante para complementar los múltiples universos audiovisuales que los artistas han creado en este año de encierro. El resultado no falló en entregar música hecha para documentar el encierro y la moda para documentar el presente, además de los deseos de volver a la normalidad sin perder la oportunidad para la innovación y la reimaginación del estado actual de la industria.

Ahora, en un año en donde el mundo poco a poco se vuelve a abrir, sólo nos queda esperar a los nuevos resultados que los artistas están creando: los sonidos que se están componiendo y las telas que se están usando para crear las tendencias que pronto comenzaremos a usar. El mundo se reabre y a su vez, la creatividad es utilizada para presentar la solución no imaginada al problema no imaginado.

PUBLICAR COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.