Leyendo ahora
Los principales daños que la moda causa al planeta y qué hacer como consumidores

Los principales daños que la moda causa al planeta y qué hacer como consumidores

Avatar

La industria de la moda ha contribuido de manera significativa al daño del medio ambiente y a la pérdida de la biodiversidad, pues muchas veces olvidamos que gran parte de la producción de la ropa que usamos, empieza en el campo o en el bosque. Su fabricación ha causado no sólo un aumento de las emisiones de carbono, contribuyendo al cambio climático, sino también una disminución de la biodiversidad, la otra crisis ambiental a la que se enfrenta el planeta.

A pesar de que muchas marcas han realizado esfuerzos por mitigar el daño y ser más sustentables, aún hay un largo camino por recorrer y las devastadoras estadísticas lo demuestran. Aquí te compartimos las principales formas en la que la industria ha dañando al medio ambiente:

Emision de Carbono

La industria internacional de la moda debe reducir urgentemente sus emisiones en un 50% para poder alcanzar el objetivo global de temperatura que permitirá mitigar el cambio climático, esto según el informe Fashion on Climate de McKinsey y la Agenda Global de la Moda. El informe analiza las actuales emisiones de carbono de la industria de la moda y esboza las medidas necesarias para acelerar la descarbonización. Para cumplir los objetivos establecidos y alinearse con lo planteado, la industria necesitaría reducir las emisiones anuales en 1.100 millones de toneladas en la próxima década, aproximadamente la mitad de la cifra actual.

Las fibras vegetales también pueden tener impactos negativos (deforestación) 

El algodón y la viscosa a menudo se promocionan como “fibras ecológicas”, pero se encuentran entre los materiales más perjudiciales, contribuyendo a la deforestación de ecosistemas como el Amazonas. Alrededor del 80% de la biodiversidad terrestre depende de los bosques, y una vez que un bosque es talado, se van con él las plantas y los animales que lo habitan. Más de 150 millones de árboles son talados para estas fibras anualmente y el uso de la materia prima ha ido aumentando rápidamente. Es especialmente problemático, dice Rycroft, porque la viscosa es una “fibra muy ineficiente”. Se necesitan hasta 4,5 toneladas de árboles para hacer una tonelada de viscosa. “En un mundo con recursos limitados, no creo que podamos permitirnos ese nivel de ineficiencia”.

El algodón es el material natural más común usado en la ropa, constituyendo un tercio de todas las fibras textiles. Utiliza el 2,4% de las tierras de cultivo del mundo y un 16% de los insecticidas del mundo, según la Red de Acción contra los Plaguicidas. La lana y la cachemira también están provocando la pérdida de hábitats y la degradación del suelo a una velocidad vertiginosa.

Contaminación del agua

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza ha dicho que la industria ganadera es también probablemente la mayor fuente de contaminación del agua relacionada con las prendas de vestir, que causa zonas “muertas” en las zonas costeras y la degradación de los arrecifes de coral, entre otros problemas ambientales y de salud humana.

Pérdida de la biodiversidad

Pero no se trata sólo de la vegetación y el suelo: todos estos cambios amenazan la vida silvestre que habita la zona, muchas especies raras o en peligro de extinción, incluyendo leopardos de las nieves, íbices, águilas doradas y búhos boreales. En otros lugares, el pastoreo excesivo para obtener lana y otras fibras puede cambiar el equilibrio de la vegetación, aumentando las plantas parecidas a la hierba y disminuyendo los arbustos leñosos y los árboles, a la vez que se erosiona el suelo.

Estos datos muestran el panorama de los daños que ha provocado esta industria a pesar de que muchas marcas están adoptando medidas menos dañinas para el planeta, nosotros también debemos contribuir con acciones como: el alquiler, la reventa, el reuso y la reparación de la ropa. Para saber más del tema puedes leer nuestro articulo “Fashionista Sustentable: cómo estar a la Moda sin joder al mundo”, donde conocerás como tener un clóset más ético y sustentable.

Ver También

View this post on Instagram

If the industry continues to embrace current decarbonisation initiatives at the current pace, emissions will be capped at around 2.1 billion tonnes a year by 2030, around the same as they are now. This would leave levels at nearly double the maximum required to stay on the 1.5-degree pathway.⁠ ⁠ To align with the 1.5-degree pathway over the next 10 years, the fashion industry should intensify its efforts. In practice, that means embracing accelerated abatement, which is estimated to reduce annual emissions to around 1.1 billion tonnes, around half of today’s figure.⁠ ⁠ Explore the figures and learn more about our potential to change on our website via the link in bio.⁠ ⁠ —⁠ #FashionOnClimate #GlobalFashionAgenda #ReduceC02 #SustainableFashion #SustainableEarth⁠

A post shared by Global Fashion Agenda (@globalfashionagenda) on

Said Méndez: Interiorista frustrado, deportista en vacaciones y publirrelacionista de profesión.

Ver Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© 2020 BADHOMBRE CREATIVE STUDIO S.A. DE C.V.

Hecho en México.

Scroll To Top