Prendas que se desarman en plena pasarela, actos de gimnasia, alteraciones de la ropa en vivo y tormentas de arena y lodo son solo algunos ejemplos de la manera en que se presentan algunos shows de moda en la actualidad. Todos con el común denominador de poseer el efecto viral que los posiciona rápidamente en la mente de los consumidores, dando de qué hablar y comentar. ¿Qué función tiene todo esto? ¿Es el futuro o solo el presente de la moda?

Partiendo de que nadie tiene la verdad absoluta de cómo deben o no ser las cosas y que, además, la moda es un reflejo del momento en que vivimos, no podemos pretender que tenemos la última palabra respecto a estas recientes manifestaciones de arte con conceptos que van más allá de ver una colección en la pasarela.

Coperni rtw fall 2023 041

Mucho ha cambiado desde aquellos primeros desfiles de Christian Dior, después de la Segunda Guerra Mundial, dirigidos a grupos selectos (periodistas y compradores especiales). Ahora, como podemos ver, cada marca hace lo que mejor le convenga en todos los sentidos (artísticos y/o monetarios), ya sea de forma mediática, bajo algún concepto o simplemente, de forma tradicional.

Coperni, Avavav, Collina Strada, Saul Nash fueron solo algunas de las firmas, que en esta edición de la Semana de la Moda de París, Otoño/Invierno 2023, dieron de qué hablar por su peculiar modo de presentar su respectiva colección, reluciendo una definición que hasta el momento, parece oportuna: el performance.

Más de uno recordamos aquel momento cuando en el show de Coperni Primavera/ Verano 2023, Bella Hadid fue rociada con un spray especial, que al contacto con su piel, se adhirió perfectamente, creando fibras unidas por polímeros y biopolímeros que se convirtieron en un vestido. Teniendo esto cómo antecedente, además de convertirse en uno de los momentos más emblemáticos durante el año, la marca decidió replicar su fórmula haciendo uso de la tecnología avanzada, esta vez con robots en forma de perros que ayudaban a poner y quitar las distitnas prendas de la colección, así como a ser parte del entorno del show.

Otro de los momentos virales fue protagonizado por Anrealage a cargo de Kunihiko Morinaga, nacido en 1980 en Kunitachi, Tokio. Al graduarse del Instituto de Diseño Vantan de la universidad y establecer “ANREALAGE” comenzando con la confección de ropa cosida a mano. Si no lo conocías aún, es importante destacar que en su trabajo incorpora tecnología para crear moda sin precedentes y trabaja en diseños futuristas como esferas y cubos, utilizando materiales que reflejan la luz.

En esta colección, fue la primera vez que integraba la tecnología en pieles sintéticas, terciopelo, encajes, tejidos, jacquards y satenes. Además de lograr la creación de tonos cambiantes de colores como amarillo, rojo y morado.

A medida que la luz ultravioleta pasaba por delante de las prendas, su color se transformaba de (principalmente) blanco, a tonos y patrones vívidos, incluido un monograma de Anrealage y lunares. Según Morinaga, la ropa reacciona a los rayos ultravioleta de la luz solar y la reacción es específica de las condiciones climáticas particulares a las que están expuestas.

00002 anrealage fall 2023 ready to wear credit gorunway

 

Esta tecnología no es nueva, pues ya la había introducido por primera vez para su colección Primavera 2013 e inclusive, lo llevó a hacer una colaboración con Fendi para su colección masculina Otoño/ Invierno 2022.

Otras marcas que realizaron shows de forma propositiva, fueron Avavav, Collina Strada y Saul Nash, quienes estuvieron marcadas por momentos fuera de lo común; entre divertidos, como abusrdos. Tal y como lo fue Avavav, con una colección que literalmente se caía a pedazos. Su directora creativa, Beate Karlsson, mencionó que en esta pasarela exploró lo que sucede si literalmente rompes las reglas del lujo, llamando a la colección Fake it til you break it.

Please Don’t Eat My Friends fue el nombre de la colección Otoño 2023 presentada por Collina Strada, donde los modelos se convirtieron en animales con hocicos, bigotes y picos protésicos, creaciones de la maquilladora británica Isamaya Ffrench. Pero no solo eso, sino que también se movían como ellos, algunos a cuatro patas, mientras usaban sutiles cuernos de raso en los hombros y colas de conejo de organza, “piel”, escamas de reptil y piezas de malla con estampado de delfines.

Otra de las firmas que emplearon el movimiento como parte del show de la colección fue Saul Nash, esto durante la Semana de la Moda de Londres, donde los modelos paseaban con los hombros encorvados, soplándose las manos o abrazándose contra un escalofrío imaginario. Algunos comenzaron a realizar movimientos de baile, girando sobre sus Ugg acolchados y calzado parecido a las pantuflas. Una colección inspirada en el frío de Londres.

Con todos estos ejemplos, fue inevitable pensar en aquella vez, cuando en el show de Alexander McQueen para Primavera 1999, presentó un performance que se ha colocado entre los más recodados del mundo de la moda, gracias a su improvisación, el movimiento de la modelo Harlow y el impacto que este momento generó en la industria.

15tmag mcqueensuit slide 45Y0 mobileMasterAt3x

Sin lugar a duda, este breve recorrido por cada una de las recientes  y sobresalientes presentaciones de moda nos lleva a cuestionar si este es el futuro de la moda. Así, la respuesta es no. Solo es el presente. El futuro lo dejamos para exacatamente eso, el futuro; pues lo desconocemos,. Así como no precisamos una pandemia global que orilló a las colecciones a presentarse en formatos de video largo o transmisiones de Instagram y todo el mundo dijo que eso no era un desfile.

Debemos recordar que los cambios están a la orden del día en nuestro mundo tan versátil que, en ocasiones, olvidamos que la moda se sirve de esos cambios y más aun si son influenciados por ideas y conceptos que rompan con las “reglas” o traiciones. Si es que la moda las tiene.

hfhd

Respecto a si es un momento de Instagram o solamente es una idea creativa y ¿cuál sirve a cuál? Es un poco limítate pensar eso, principalmente porque en un mundo interconectado, ambas se sirven mutuamente sin necesidad de separarlo. Aunque no podemos negar que estos momentos performativos tienen un peak impresionante dentro de la conversación de Internet, pues es algo novedoso; que asombra y provoca emociones a su público y eso, también es moda.

Tal vez no sean todas las marcas quienes hagan así sus colecciones, pero sí es un indicio de lo que impacta a las personas y por lo tanto, no será desaprovechada. A fin de cuentas, la moda habla de un momento especifico en el tiempo.

 

 

PUBLICAR COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.