Leyendo ahora
Sebastián Urdiales: Su éxito en la música y las redes sociales

Sebastián Urdiales: Su éxito en la música y las redes sociales

Avatar

Desde muy pequeño, Sebastián Urdiales ha tocado puertas en el medio artístico, algunas se han abierto y otras no, pero de todas ha logrado aprender algo. Hoy, a sus casi 20 años, es un artista con experiencia en el mundo de la conducción, la actuación, las redes sociales y, sobre todo, la música.

En esta entrevista, Sebastián nos habla sobre su éxito en las redes sociales y su carrera musical; cómo inició, su proceso creativo, los momentos buenos y malos y cómo ha compaginado ambas cosas. Además, también nos cuenta su experiencia enfrentándose a los estereotipos de género en la moda y belleza.

Comencemos hablando de tu carrera musical, ¿cuándo y cómo empezó?

Yo empecé mi carrera musical desde los 6 años haciendo castings para grupos musicales. Entré a Garabatos, un grupo que nunca salió a la luz, pero que fue como una escuela para mí porque fue mi primer acercamiento a lo artístico; antes solamente cantaba en frente de mi abuela. Después, hice más castings y me quedé en La Academia Kids, la primera generación. También he conducido cápsulas de T.V. y actuado en teatro y televisión, me gusta mucho todo lo que tiene que ver con el medio artístico; conducir, bailar, cantar, etc. Luego, me llegó la oportunidad de formar parte de Dosogas, un team de creadores de contenido de Youtube, y fue entonces cuando me conoció más gente en redes sociales de otras partes de Latinoamérica. Comencé a subir covers a los que les iba muy bien, hasta que saqué mi primer sencillo “Quiero” en el 2018. Así, me dediqué a sacar sencillo por sencillo de mi primer álbum “2001”, el cual lancé en diciembre del 2020.

¿Te gustaría volver a la televisión, ya sea en algún otro reality show o en algo distinto?

Ahorita estoy muy enfocado en mi música, pero definitivamente estaría cool regresar si me llegara la oportunidad de volver a salir en la tele o estar en un reality show. Obviamente evolucionando, no me gustaría regresar exactamente a lo mismo, sino a algo nuevo, algo diferente… pero sí, me gustaría regresar al medio tradicional.

¿Cómo nace tu última canción, “Mi sombra”?

Esa canción es una colaboración con Bruses, una cantante y compositora increíble. La canción la tengo desde hace un año porque, justamente, fue cuando escribí otra llamada “No quiero llorar” que habla sobre el suicidio y la depresión, y fue una coautoría con Bruses; ahí nos conocimos. Después, ella empezó a colaborar dentro del álbum y me ayudó con muchísimas más canciones. Tenía planeado sacar esta en el álbum, pero quise hacerlo por separado porque sentía que necesitaba más espacio sola, con su propio video. La verdad, es una canción que me gusta mucho, es bastante personal y, no sé, me gusta bastante.

Cuéntame sobre tu álbum “2001”.

Desde que saqué el primer sencillo ya tenía el concepto de lo que quería hacer para mi primer álbum; primero tenía planeado sacar 4 canciones, cada una con un color. “Quiero” fue la primera que saqué en el 2018 con el color rojo, luego “No haces bien” fue morada, “No quiero llorar” fue azul y “Todo lo que fuimos” fue amarilla. Después de eso, vi que a la gente le gustó muchísimo, así que empecé a sacar las demás canciones y el álbum. Decidí ponerle ese nombre porque es el año en el que nací, entonces significa mi historia. Cada una de las canciones del álbum son historias que he vivido desde que nací hasta la fecha.

¿Cuál es el proceso que tienes para crear música?

Lo que me gusta hacer al crear una canción es tener el nombre desde mucho antes, sin siquiera haberla escrito aún -los productores me dicen que soy un poco raro-. Me gusta mucho pensar el concepto junto con el video, creo que eso me ayuda a entender un poco más la canción y a encontrar más la letra de mis canciones. Después de eso, llego con los productores y les digo más o menos qué sonidos me gustaría que se escucharan para cada canción, creamos un beat juntos, empezamos a hacer la melodía, luego la letra y así terminamos la canción.

¿De dónde sacas las ideas para los conceptos? ¿De qué te inspiras?

Son diferentes historias que normalmente no he escuchado en tantas canciones, pero con las que mucha gente nos sentimos identificados. Por ejemplo, hay una canción que se llama “Solo fue un sueño” y habla sobre esa persona que ves en tus sueños con la que sientes que ya te casaste y es el amor de tu vida, pero despiertas y ya no existe. De ese tipo de cosas me gusta inspirarme, cosas que he vivido y cosas que me gustaría vivir, además de mensajes que me gustaría dar.

El tipo de contenido que subes a redes sociales ha cambiado mucho a través de los años, ¿qué es lo que provocó ese cambio?

La verdad es que hacer mis videos de antes era una manera de aprovechar el momento que estaba viviendo con Dosogas, pero realmente nunca me ha gustado hacer ese tipo de videos, no porque esté avergonzado, sino porque hoy en día me gusta mucho más enfocarme a mi música, lo cual siempre ha sido mi pasión desde que soy pequeño. Sin embargo, fue algo que me dio muchísima experiencia dentro de las redes sociales y que me ayudó a mejorar como ser humano, las cosas buenas y las cosas malas que viví ahí me ayudaron a ser lo que soy el día de hoy. Tal vez vuelva a hacer videos en Youtube, pero de forma diferente.

Foto: Alejandro Estevez.

¿Cómo logras que la gente que te conoce por primera vez quede enganchada contigo?

Me gusta ser muy real en las redes sociales, no me gusta decir algo y después no hacerlo detrás del celular. Creo que soy muy igual en mi vida diaria a como lo soy en la cámara, lo único que podría ser diferente es que soy un poco más tímido al hablarle a una cámara o al hacer mis historias de lo que soy con mis mejores amigos. Lo pueden ver en las letras de mis canciones, en la historia de cada una de ellas y en los mensajes que quiero transmitir. También me ha gustado mucho diferenciarme de los demás, a pesar de sí seguir muchas modas, meterle un toque mío, como en el estilo de mis uñas. Obviamente siempre hay reacciones negativas, pero la mayoría, afortunadamente, son positivas.

¿Te costó volver a las redes sociales como Sebastián solo y no como parte de un team?

Sí, me costó mucho trabajo porque yo antes manejaba mucho Musical.ly, pero lo dejé y luego regresé a TikTok. Como te digo, en la etapa de Dosogas, a pesar de que me la pasé muy bien, también viví muchas cosas que no me hubieran gustado vivir. Yo solito me puse paredes para no regresar a esos tiempos, sin embargo, ya le estoy agarrando bastante el gusto y estoy viendo más o menos lo que me gusta subir de contenido.

¿Cómo crees que las redes sociales le ayudan a tu carrera musical y viceversa?

Las redes sociales son un arma superpoderosa, creo que ayudan muchísimo más a artistas independientes como yo y otros más que conozco. Las redes sociales nos han ayudado a que nuestra música sea conocida no solamente en nuestro país, sino en otros países del mundo. Creo que se combinan muy bien, es una buena manera de conectar con más personas en muy poco tiempo, especialmente ahora con TikTok porque son videos que duran muy pocos segundos, pero en esos segundos puedes conectar con millones de personas. Eso también lo hace la música, porque al escuchar una canción, aunque no me estés viendo a mí o a tu artista favorito, puedes conectar con lo que sintió esa persona al hacer esa canción. En ese sentido, las redes, mi música y lo que me gusta hacer combinan perfectamente.

Foto: Alejandro Estevez.

Cambiando de tema, ¿qué fue lo que te animó a cambiar tu estilo para vestir y a atreverte a probar cosas como el maquillaje y las uñas con diseño?

Creo que nosotros mismos, como sociedad, nos ponemos muchos límites y muchos estereotipos que no deberíamos. Siempre me ha gustado el maquillaje y todo ese tipo de cosas, y siempre he pensado “¿por qué en la industria musical (principalmente) siempre son las mujeres las que pueden tener peinados extravagantes y diferentes, mientras que con los hombres siempre es lo mismo: saco y corbata?” Hoy en día ya está evolucionando eso, y la inspiración de otros artistas que lo están haciendo ayuda a los demás a atreverse a hacer cosas nuevas. Simplemente me tuvo que dejar de importar lo que iba a decir la gente, lo hago porque me gusta y, al final, me di cuenta que a la gente también le gustaba.

¿Qué impacto tiene en los demás el que tú te atrevas a usar cosas que antes se consideraban “para mujer”?

Me he dado cuenta de que muchos chicos que me siguen que me dicen “qué cool uñas”, aunque obviamente también están los otros que me dicen “eso es de mujer, no debes usarlo, sé más masculino”, pero yo subo mis fotos porque realmente es algo que me gusta mostrarle a la gente. También está padre explorar los dos lados de lo masculino y lo femenino -que realmente no existen-, y explorar todo sin temerle a nada. Eso también ayuda a que más gente se atreva a hacer lo que de verdad ama, a expresarse de la forma que quiera y hacer lo que se le dé la gana mientras que eso no le haga daño a otras personas.

Casi para terminar, ¿qué nuevos proyectos nos tienes preparados?

Se vienen muchas sorpresas, principalmente en la música. Yo creo mucho en los números angelicales y he tenido muchos mensajes de que afortunadamente este año las cosas van a salir muy bien. El año pasado fue difícil para mí y para todos, pero las cosas se están acomodando y me está yendo bastante bien.

Foto: Alejandro Estevez.

¿Hay algún último mensaje que le quieras dar a los lectores de BADHOMBRE?

Pues nada, creo que con estas fotos podrán ver que me estoy arriesgando todavía más que en redes sociales y está bastante cool que conozcan aún más ese lado de mí. Es una muestra de que pueden hacer lo que quieran, no solamente para una revista, si ustedes se quieren arreglar así para ir a la comida de sus abuelos, pueden hacerlo y es lo único que les puedo decir.

En esta historia: Sebastián Urdiales fotografiado por Alejandro Estevez, Maquillaje y Pelo por Jessica Díaz, Estilismo Emilio Castillo, Producción Iván Estuardo. Agradecimientos especiales a Público Coworking.

© 2020 BADHOMBRE CREATIVE STUDIO S.A. DE C.V. Hecho en México.