Estos son los mejores procedimientos para corregir la forma de tu nariz

Avatar

Plantearse la idea de someterse a un procedimiento estético puede llegar a ser todo un tema, puesto que es una decisión muy importante la cual implica no sólo la modificación de la apariencia física, sino también un gran impacto a nivel emocional y de salud, por lo que no debe tomarse a la ligera. Por tal razón, es muy importante estar bien informado antes de tomar una decisión definitiva para, de esta manera, elegir la opción que se adapte mejor a nuestras necesidades y obtener el mejor resultado posible.

Si mejorar la apariencia de tu nariz es algo que ha rondado por tu mente o que planeas hacer, debes saber que gracias a los avances de la tecnología y la medicina hoy en día contamos con una variedad de opciones que se adaptan a las necesidades de cada persona. 

 

ÁCIDO HIALURÓNICO 

Foto: Rodrigo Álvarez

En primer lugar está el ácido hialurónico: un material utilizado como relleno con la finalidad de generar una apariencia mucho más simétrica, corregir imperfecciones, reducir el tamaño de las fosas nasales e incluso levantar la punta de la nariz. Este tipo de intervención no quirúrgica tiene una duración temporal, aproximadamente de un año, por lo que es muy importante tener en cuenta que si se desea mantener los resultados será necesario acudir a retoques. 

 

SILICONA

Foto: Rodrigo Álvarez

En el caso de la silicona, nos encontramos con una opción que garantiza resultados a largo plazo, con la enorme ventaja de ser, al igual que el ácido hialurónico, un método que no requiere intervención quirúrgica. La aplicación de silicona consiste en la inyección de la misma con la finalidad de contornear y dar la forma deseada a la nariz. 

 

Ver También

RINOPLASTIA

Foto: Alejandro de María

En cambio, al someterse a la rinoplastia se obtienen resultados permanentes. Este tipo de cirugía consiste en modelar la estructura ósea y cartilaginosa con el objetivo de generar una apariencia estética que contribuya a mejorar la armonía de la cara. Una de las principales ventajas de la rinoplastia es que al ser un procedimiento quirúrgico no solo permite corregir cuestiones estéticas, sino también funcionales.

Cabe destacar que no todos los defectos y padecimientos se pueden corregir con los procedimientos mencionados anteriormente, es decir, hay algunos que se pueden tratar con rinoplastia, otros con ácido hialurónico o silicona. Por ello, siempre es recomendable visitar a un especialista que podrá asesorarte, explicarte más a fondo cada uno de los procedimientos y recomendarte el que mejor se adapte a tus necesidades y posibilidades. 

Es sumamente importante que verifiques que los médicos con los que acudas estén certificados, pues al final estarán a cargo de tu apariencia y tu salud. 

© 2020 BADHOMBRE Creative Studio S.A. de C.V. 

Una página de tus amigos de BADHOMBRE Magazine.