Lengua bífida ¿qué tan peligroso es partirse la lengua en dos?

Avatar

Tener la lengua bífida es un procedimiento de modificación corporal que consiste en separar la lengua desde la punta hasta la mitad de la misma para dividirla en dos. El proceso en sí es doloroso y la recuperación también, sin embargo existen muchos entusiastas de la lengua bífida que lo recomiendan ampliamente*. Hoy en BADHOMBRE te platicamos sobre bifurcarte la lengua, sus ventajas (si es que las hay) y sus riesgos.

La lengua es un órgano muscular con muchísimas terminaciones nerviosas e infinitas sensaciones gustativas. Sin ella no podríamos tragar ni masticar nuestros alimentos pues intervienen junto con el paladar para terminar esas funciones atinadamente; además también funciona como primer barrera contra microorganismos dañinos para nuestros cuerpos.

Tener la lengua bifurcada es un concepto con significaciones divinas que quizá explique la curiosidad por llevar este procedimiento a cabo. Por ejemplo, en la mitología hindú, la diosa serpiente Kaliya y los espíritus naga están representados con lengua bífida. En el catolicismo, la biblia dice que el Anticristo tiene lengua bífida; y en nuestro país, en la época prehispánica se construyeron esculturas en donde retrataban a Quetzalcóatl con lengua bífida.

Los amantes de las modificaciones corporales defienden esta práctica bajo tres puntos:

  1. Placer. Testimonios afirman que tener la lengua bifurcada permite mejorar las prácticas sexuales en donde la lengua sea el protagonista, es decir, dar sexo oral mejora para la persona que se somete a este tratamiento.
  2. En comparación con otras modificaciones corporales, bifurcarse la lengua es relativamente sencillo e incluso reversible. De hecho existen ex reclusos que han declarado sobre la forma en que éste procedimiento se puede “fácilmente” llevar a cabo en una prisión para ganar respeto frente a otros reclusos.
  3. Es discreto.

Sin embargo, quisimos obtener la opinión profesional de una cirujano dentista para saber los riesgos de someter tu lengua a una bifurcación, esto fue lo que nos dijo:

“Me parece que funcionalmente no tiene razón de ser, es un procedimiento meramente estético, pero en gustos se rompen géneros y cada quien es responsable de su cuerpo”.

“Los que llevan acabo el procedimiento por lo que sé no son profesionales de la salud, son ‘modificadores de cuerpo’ y no voy a generalizar pero pueden existir riesgos de infección por no llevar el procedimiento con los protocolos de higiene debida, pueden cortar la lengua de manera errónea provocando el desgarre de alguna glándula salival”.

Esto es lo que advierte Frida Flores, cirujano dentista graduada de la Universidad Nacional Autónoma de México, quien también comenta que antes de llevar a cabo una modificación como esa se debe evaluar la salud del individuo en general, que no tenga problemas de coagulación (como la hemofilia o diabetes que son las más comunes) para evitar al máximo las complicaciones del método quirúrgico. Evaluaciones previas que casi nunca suceden.

Ver También

Por otro lado, si el procedimiento termina bien, se debe tener un monitoreo constante de cómo es que la herida va cerrando y estar al tanto de cualquier molestia post quirúrgica que pudiese presentar.

“Se tiene que informar al paciente que debe tener extrema limpieza, ya que la boca alberga una flora microbiana muy amplia, prescribir analgésicos y antibióticos de manera profiláctica (que a mi forma de ver si alguien de sector salud no se ocupa de esto no hay una garantía total de que no haya molestias o alguna infección) Una vez que todo esto saliera bien, creo que el riesgo más grande pasó, sin embargo el ‘paciente’ o individuo que decide llevar a cabo este procedimiento en su cuerpo, no tendrá marcha atrás”.

¿Entonces no es reversible, como muchos afirman?

“Mira, sí se puede unir nuevamente pero es un corte muy amplio. Si te arrepientes antes de que cicatrice por completo es más probable que tenga éxito el procedimiento de unirla: se tiene que raspar las dos partes de la lengua y unirlas en una misma. Ahora, si ya pasaron más de 21 días que es lo que tarda en promedio en cicatrizar una herida o incluso más tiempo (meses, años) ya es menos probable que unirla de nuevo funcione y el paciente tendría que enfrentar los riesgos. Como odontólogo es obvio que nunca te enseñan a cortar una lengua en 2 y luego unirla, sin embargo se tienen los conocimientos de anatomía y morfología necesarios para llevarlo acabo.

Así que aquí habría que preguntarse, ¿con quién iría el paciente para este procedimiento, con el ‘modificador de cuerpos’ o con el odontólogo? El ‘modificador de cuerpos’ técnicamente puede partir la lengua en dos pero ¿sabrá unirlas en una misma y suturar las dos partes de nuevo? En cambio un profesional de la salud, ejemplo estomatólogo, odontólogo, cirujano dentista, sabría profesionalmente cómo hacerlo y advertirle al paciente que unir la lengua tiene un riesgo de que no salga bien o que no tenga éxito, dependiendo el tipo de paciente (higiene, estado de salud general, buena cicatrización). En fin su lengua ya no sería por completo la misma”.

Por último, Frida nos explica cosas que quizá no alcanzábamos a notar sobre la bifuración de la lengua: 

“En cuanto a funcionalidad, la lengua es músculo esquelético, que lleva a cabo la deglución, la fonación y la autoclisis que pueden verse afectadas. En conclusión deben tomarse en cuenta todos estos aspectos antes de tomar este tipo de desiciones y asegurarse por completo que la persona que interviene lo hará de manera correcta y con todas las medidas de higiene necesarias, minimizando al máximo los riesgos”.

Riesgos que por supuesto, aun sometiéndose a este procedimiento de la forma más adecuada, pueden existir.

*Este es un artículo informativo, ni BADHOMBRE Magazine ni las personas involucradas en publicar este artículo recomiendan llevar a cabo este procedimiento.

© 2020 BADHOMBRE Creative Studio S.A. de C.V. 

Una página de tus amigos de BADHOMBRE Magazine.