Leyendo ahora
Microbioma: la barrera natural de la piel que te protege de las bacterias

Microbioma: la barrera natural de la piel que te protege de las bacterias

Avatar

La piel es el único órgano del cuerpo humano que se mantiene en el exterior. Sus principales funciones son regular la temperatura corporal a través de la transpiración, ayudar con el proceso de producción de vitamina D y proteger contra agresiones externas como el clima, contaminación y bacterias (el principal detonante de infecciones cutáneas) acné y demás problemas dermatológicos. 

Datos científicos aseguran que existen, al menos,  100 millones de especies de bacterias que son una amenaza para el ser humano pero, a la par, existe otro gran número de estos organismos que viven dentro de nosotros, sobre nosotros y son esenciales para la salud. Recientes investigaciones científicas que se enfocan en el cuidado de la piel han descubierto que el cuerpo humano no está compuesto únicamente por células, órganos y el sistema inmunológico, también albergamos un sistema vital para nuestra existencia: el microbioma.

Foto: Rafael Moncada

Pero, ¿qué es el microbioma? Esta protección natural del cuerpo es más que un montón de bacterias benéficas. Se trata de un ecosistema formado por millones de microorganismos que se alimentan de secreciones grasosas y células muertas de la piel para proteger la primera capa cutánea con el fin de evitar infecciones y problemas creados por organismos patógenos.

Al nacer, esta capa protectora hereda gran cantidad del código genético de los padres para adaptarse al ritmo de vida conforme avanza el crecimiento y desarrollo del cuerpo. Hay que destacar que el estilo de vida define y modifica al microbioma de cada persona, por ejemplo: los hábitos alimenticios, la cercanía con animales no humanos, el consumo de sustancias tóxicas como la nicotina o el alcohol son los principales factores que alteran esta barrera natural del cuerpo. 

Foto: Rafael Moncada

También otras causas que afectan el microbioma cutáneo son los altos niveles de contaminación en el ambiente, los cambios climatológicos y la constante exposición a los rayos ultravioleta sin protección. Este ecosistema está compuesto por millones de especies de microbios no nocivos que tienen como tarea equilibrar los factores externos e internos para mantener la salud y el aspecto positivo de la piel. Al actuar como una línea de defensa invisible también ayuda a la regeneración natural de la dermis y epidermis, la cual tarda entre 25 y 30 días en recuperarse.

No basta con sólo tener una rutina higiénica con pasos sumamente estrictos, también se debe procurar la salud de esta capa de organismos con probióticos (bacterias benéficas) que ayudan a mantener un balance en nuestras células que da como resultado un efecto positivo en el órgano más grande del cuerpo humano. 

Ver También

Foto: Cortesía

Algunos de los productos enfocados en su cuidado son Lipikar de La Roche-Posay y Advanced Génifique de Lancome, dos productos enfocados en mantener la salud de la piel, además de retrasar los efectos nocivos del ambiente, el envejecimiento prematuro, entre otros males.

Foto: Cortesía

Es esencial mantener la salud de la piel ya que es un espejo de nuestra salud: es nuestra protección ante cualquier factor de riesgo y mantenerla en condiciones óptimas es uno de los principales pasos que se debe tener en cualquier rutina de limpieza o cuidados. 

© 2020 BADHOMBRE Creative Studio S.A. de C.V. 

Una página de tus amigos de BADHOMBRE Magazine.

Scroll To Top