Leyendo ahora
¿Usar cubrebocas puede causar acné? Así debes cuidarte en esta nueva normalidad

¿Usar cubrebocas puede causar acné? Así debes cuidarte en esta nueva normalidad

Avatar

Usar mascarillas, caretas y cubrebocas se ha vuelto parte de la rutina de -casi- cualquier persona. Adaptarse a tener que usar artefactos en la cara para evitar el aumento de contagios de COVID-19 no es una tarea fácil. El uso constante de tapabocas es indispensable pero tiene sus ventajas y desventajas. Por un lado se crea una barrera protectora para evitar la expulsión y entrada de partículas, por el otro afecta de manera directa a la primera capa de la piel.

Para muchas personas que sufren de enfermedades en la dermis como piel rosácea, acné, poros dilatados y sensibilidad esta medida resulta contraproducente. Al mantener contacto directo y prolongado con este tipo de accesorios las condiciones dermatológicas pueden agravarse gracias a la fuerte producción de calor y sudor, lo que da como resultado otras anomalías.

Foto: Bershka

Especialistas recomiendan que no se deje de usar cualquier tipo de protección al salir de casa o al permanecer por varias horas en lugares públicos. Cabe mencionar que no todos estos males se generan de la nada, muchos están presentes día a día pero su aparición se prolonga gracias a la humedad que se genera al bloquear con tela los canales respiratorios. Las erupciones surgen con el roce de la mascarilla y por el bloqueo que se provoca sobre los poros. La piel disminuye su respiración y el exceso de sudor se acumula en la zona de la nariz, mejillas, mentón y labios, lo que provoca aumento de brotes, espinillas y comedones.

Foto: Bershka

Es importante saber que al no tener la higiene correcta sobre los aparatos de protección se puede crear un cúmulo de bacterias que afectan la dermis. Se deben mantener esterilizadas las caretas y lavar constantemente los cubrebocas si periódicamente se sufre de lesiones cutáneas superficiales, además de aplicar tratamientos focalización que favorezcan la reparación epidérmica con el fin de evitar úlceras, inflamaciones e infecciones. La Secretaria de Salud indicó que es necesario y obligatorio el uso de todos estos materiales aislantes, por lo que se recomienda tener una rutina de limpieza que mantenga la cara acondicionada durante el tiempo que esté cubierto. 

Lo ideal es poner en práctica la doble limpieza para evitar los poros tapados y aumentar la hidratación con el fin de que las glándulas sebáceas produzcan menos grasa de lo habitual. También es recomendable disminuir el uso de cosméticos como las bases de maquillaje de alta cobertura y productos antiedad, como el retinol, ya que aumenta la sensibilidad en la piel y puede causar irritaciones al contacto con el cubrebocas. 

Ver También

Foto: Bershka

Dermatólogos insisten en utilizar productos no comedogénicos para evitar la obstrucción de los poros (una de las causas principales que generan puntos negros). Se debe mantener una hidratación adecuada para que la barrera de la piel no resulte afectada. La microbiota tiene la capacidad de retener la humedad que necesita para mantenerse saludable y los cubrebocas pueden afectarla directamente al obstruir su oxigenación. 

Para evitar mayores estragos lo mejor es optar por productos que no contengan fragancias. Además de visitar al dermatólogo para verificar que la rutina de skincare es idónea en esta nueva normalidad

© 2020 BADHOMBRE Creative Studio S.A. de C.V. 

Una página de tus amigos de BADHOMBRE Magazine.