Leyendo ahora
Mesoterapia facial: el tratamiento más exitoso para mejorar tu piel 

Mesoterapia facial: el tratamiento más exitoso para mejorar tu piel 

El secreto de la juventud eterna siempre ha sido algo que todo mundo ansiamos, y aunque no hay una respuesta absoluta, el mundo de la ciencia y la medicina siempre ha ido buscando soluciones para que el paso del tiempo no se note en nuestro rostro.

La mesoterapia nació como una técnica de medicina alternativa desarrollada en 1952 por un médico francés. Consiste en una serie de microinyecciones de manera superficial intradérmica en el rostro y los activos que se aplican dependen de las necesidades de tu piel: pueden ser medicamentos convencionales, aminoácidos, péptidos, minerales o un cóctel de vitaminas normalmente con una base de ácido hialurónico -activo fundamental para conseguir un efecto hidratante y antiedad increíble-

Foto: Daniel Jáuregui

Los principios activos que se utilizan en la mesoterapia facial ayudan a reponer los nutrientes esenciales que la piel deja de producir por el envejecimiento, es por eso que esta práctica aporta muchos beneficios a la piel del rostro. Es muy importante destacar que la aplicación de las inyecciones debe de llevarse a cabo por médicos o cirujanos plásticos -ya sea en alguna clínica o en algún hospital- 

La mesoterapia facial es un tratamiento muy completo e ideal para cualquier persona (hombres de cualquier edad y tipo de piel) ya que les puede ayudar a obtener los resultados que deseen, además de potencializar visiblemente los beneficios cuando se realiza en combinación con otros procedimientos como los peelings.

Como toda intervención médica, es importante tener un diagnóstico previo para determinar cuál es el tipo de mesoterapia facial más adecuada para cada piel. Este tratamiento te será útil, principalmente, para erradicar la flacidez facial, manchas cutáneas, falta de hidratación y arrugas superficiales. Este procedimiento hidrata intensa e inmediatamente la piel, además de redensificar la dermis consiguiendo un efecto antioxidante y tensor inmediato.

Foto: Daniel Jáuregui

El activo aplicado actúa de manera directa en el área afectada, lo cual ayuda a que se absorba de manera correcta y permita que las sustancias trabajen en las zonas a tratar teniendo un efecto controlado. Además, gracias a las combinaciones que son completamente personalizadas, vas a lograr que los activos se potencien entre sí.

Ver También

A pesar de ser un tratamiento a base de inyecciones, si es bien aplicado casi no causa dolor (por lo cual no necesita anestesia para su aplicación) Cada sesión dura aproximadamente 15 minutos y se recomienda realizar una vez por semana o 3 cada 15 días durante tres meses, y, posteriormente, una cada seis meses para mantener tus resultados. Desde la cuarta a la décima sesión vas a poder notar resultados visibles en tu piel.

Respecto a algunos efectos negativos que pueden sucederte, entre los más comunes pueden ser que aparezcan moretones en la zona en que se aplique la inyección. También pueden existir reacciones en la piel, inflamación o irritación, sensación de ardor y irregularidades en la piel, ya que no se absorbe de manera uniforme la sustancia. Normalmente estos efectos son temporales; sin embargo, si no acudes con los expertos, existe el riesgo que una mala aplicación o combinación de activos derive en infecciones que pueden ser peligrosas para tu salud.

Foto: Daniel Jáuregui

Si lo que estás buscando es que la piel de tu rostro se vea más tersa, firme y luminosa en muy poco tiempo, la mesoterapia facial es una gran opción, además de tratarse de un método ambulatorio que te permitirá incorporarte a tus actividades cotidianas inmediatamente. Es uno de los tratamientos no quirúrgicos más efectivos dentro de las tratamientos existentes que puede ser compatible con otros tratamientos.

© 2020 BADHOMBRE Creative Studio S.A. de C.V.  Una página de tus amigos de BADHOMBRE Magazine.