Now Reading
La industria de la belleza y el maltrato animal

La industria de la belleza y el maltrato animal

Avatar

En las últimas semanas el término Cruelty Free, así como el cortometraje Save Ralph se han apoderado de las redes sociales y nos han hecho reconsiderar nuestra rutina de skincare, así como también reflexionar acerca de los productos que aplicamos en nuestro rostro.

Este corto es parte de una campaña de Humane Society, busca concientizar acerca de la experimentación de productos cosméticos en animales, ya que la experimentación con animales existe en 2021, y es más frecuente de lo que crees.

La frase Cruelty free se usa para referirse a los productos que no fueron probados en animales y aseguran que ningún animal fue usado en ninguna de las fases de su proceso de elaboración. No es necesario profundizar en las consecuencias que el testeo provoca, al experimentar con animales para verificar la seguridad e inocuidad de los productos, muchos de los animales pueden quedar ciegos, sufrir convulsiones, irritación, inflamación e incluso morir.

Desde 2003 existe una ley que prohíbe la experimentación de cosméticos en animales en la Unión Europea, a pesar de ello una de las industrias que más ingresos generan, no se ha comprometido del todo y siguen existiendo muchas marcas en el mercado que experimentan con animales.

Antón Aguilar, director ejecutivo de Humane Society International México, señaló: “México está a medio camino de unirse a la lista de países que ya han prohibido las pruebas de cosméticos en animales. El año pasado el Senado de la República votó por unanimidad la reforma de la Ley General de Salud para prohibir estas pruebas, así como la fabricación, importación y comercialización de cosméticos que hayan sido probados en animales en cualquier parte del mundo luego de que entre en vigor la prohibición. Con el proyecto de ley que ahora está siendo examinado en la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados, México está posicionado para convertirse en el primer país de América del Norte y el 41 a nivel mundial en prohibir las pruebas de cosméticos en animales. 

Como consumidores podemos ayudar dejando de comprar marcas que testean con animales y asegurándonos que las marcas que consumimos estén certificadas por alguna ONG que se dedique a la protección animal como: PETA, Leaping Bunny, Choose Cruelty Free, One Voice, etc. 

Las acciones puntuales que puedes tomar respecto a este suceso son muy simples:

  1. Busca el sello de “Cruelty Free”: los productos que no testean en animales o han obtenido esta certificación tendrán un sello que puedes encontrarlo en diferentes presentaciones.
  2. Revisa la certificación: existen marcas que usan logos falsos como indicadores de “producto no testeado en animales”, ante ello puedes revisar la compañía que los produce y puedes buscarlos en apps como Bunny Free o listas de cuentas como Crueltyfreekitty.
  3. Sigue redes sociales y mantente informado: diversas ONGs a favor de la protección animal y cuentas publican frecuéntenme información al respecto.

Algunas marcas mexicanas libres de crueldad animal son las siguientes:

See Also

@forallfolks

Existen alternativas en las que se puede corroborar la seguridad de los cosméticos y productos como: técnicas in vitro, modelos 3D de células, muestras de tejido humano, personas voluntarias y modelos informativos. La única razón por la que existe la experimentación con animales es porque los ensayos con animales son más baratos que las alternativas sin animales

Así como la última escena del documental, queremos decirte que “ningún animal debería de sufrir y morir en nombre de la belleza”. 

PD: Si eres una marca sin crueldad y te gustaría aparecer en la lista de productos Cruelty Free, puedes escribir a esta página de contacto para recibir un formulario y obtener tu certificación.

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

© 2020 BADHOMBRE Creative Studio S.A. de C.V.  Una página de tus amigos de BADHOMBRE Magazine.