Leyendo ahora
Relaciones abiertas: las ventajas y desventajas de dejar la monogamia

Relaciones abiertas: las ventajas y desventajas de dejar la monogamia

Las relaciones abiertas son la fruta prohibida para muchas personas, esto se debe a la curiosidad y las fantasías que se tienen con respecto a ellas por los beneficios que puede traer a nuestra vida amorosa. Pero al momento de plantearlo como una realidad en nosotros, pareciera que abrimos la caja de pandora y pusiéramos en la cuerda floja nuestras relaciones.

Es importante decidir si es una buena opción para nosotros: entender qué son realmente las relaciones abiertas, las cuales se generan cuando los integrantes de una relación llegan al acuerdo de poder mantener relaciones en el ámbito sexual o también en el plano sentimental con otras personas. Es decir, se mantiene la idea de la pareja central como eje; sin embargo, existe la posibilidad de generar vínculos sexuales y sentimentales estables o no con otras personas. Algunos expertos señalan que en las relaciones abiertas solamente contemplan relaciones en el aspecto sexual; no obstante, muchos otros expresan que en el caso de la anarquía relacional, las relaciones no tienen etiquetas y reglas firmes por las cuales se tengan que llevar. Es algo que dependerá completamente de los acuerdos a los que llegues con tu pareja.

Foto: Rikki Matsumoto

El querer darse la oportunidad de experimentar una relación con estas características normalmente deriva no sólo de la curiosidad de las personas, sino por el hecho de cuestionar si la monogamia realmente es una decisión o es algo impuesto por la sociedad. Renunciar a ella significa ser cuestionado por la sociedad que siempre nos enseñó a ver al amor entre dos, por lo que la posesión de la otra persona está implícita en las relaciones y eso en muchas ocasiones termina limitando el placer y las fantasías de ambas partes.

Es por ello que tomar la decisión de comenzar una relación abierta requiere un cambio de mentalidad y de perspectiva en cuanto a cómo vivir tu relación. Es vital que ambas partes estén convencidas de vivir su relación de esta manera. Lo primero que se recomienda para lograr tener una relación abierta con tu pareja es que tengan una relación sana, donde el vínculo que los une sea muy fuerte y que su relación entre ambos funcione bien (siempre con confianza, seguridad y compromiso de ambas partes para estar en ella). En caso de que quieras abrir tu relación solo para subsanar problemas, lo único que puede provocar es que emerjan, en mayor cantidad, las frustraciones, desconfianza y los problemas que ya existían. En caso de que las personas en la relación no puedan solucionar los conflictos dentro, ¿por qué pensar que un externo podría hacerlo?

Foto: Rikki Matsumoto

La comunicación y la confianza son claves fundamentales para que tu relación funcione como cualquier otra relación de pareja. Es necesario que comuniques a la otra persona tus necesidades, ideas y tus emociones de forma honesta y que de la misma manera puedas escucharlo para poder además lograr explorar nuevos horizontes sexuales de manera personal o compartida. Se debe dialogar desde la honestidad y claridad las inquietudes que resulten relevantes para continuar con esta manera de establecer su relación. También es muy importante que se hablen sobre las medidas de protección que se estén llevando en cada relación, ya que al compartir con otras personas se puede llegar a correr mayores riesgos en cuanto a cuestiones de salud.

Ya sea que hagas un cambio desde una relación monógama, o que desde un inicio se quiera tener una relación abierta, para que pueda funcionar de la mejor manera es necesario que ambas partes establezcan normas y límites para evitar malos entendidos conforme a las necesidades que se tengan como pareja. Es fundamental que ambos cumplan con el acuerdo, ya que de lo contrario puede resultar caótico (en caso de querer cambiar algo de lo ya acordado también es importante hablarlo a tiempo).

Foto: Rikki Matsumoto

Es muy probable que al iniciar comiences a sentir celos. Los expertos señalan que se debe a que rompemos barreras estructurales en cuanto a las relaciones que están muy interiorizadas. Mantenemos una sinergia estrecha entre el amor, el sexo y el sentido de la pertenencia; sin embargo, si quieres realmente que tu relación funcione, debes entender que hay que desaprender y entender de dónde vienen estos pensamientos negativos.

Ver También

Existen muchos puntos en los cuales debes prestar atención una vez que empieces en el mundo de las relaciones abiertas. Uno de los más relevantes es no olvidar pasar tiempo con tu pareja para que no se sienta relegada por terceros -recuerda que ella sigue siendo prioridad- También es crucial ser claro con las personas ajenas a la relación con las que se involucren para no traer problemas posteriores.

Foto: Rikki Matsumoto

Lo más importante en este caso es ser sincero con tu pareja. No debes hacerlo por obligación, y en caso de que ya lleven una relación abierta y no te sientas cómodo, lo mejor es comunicarlo en el momento. Es muy normal que una de las partes no esté preparada, el forzar las cosas lo único que va traer consigo es que la relación se rompa. Se pueden llegar a nuevos acuerdos, también se puede prolongar hasta que se hayan cumplido todas las fantasías que se tienen o pensar en la posibilidad de simplemente dejar de hacerlo.

Una vez que has leído esto, ¿te atreverías a experimentar con una relación abierta?, ¿se lo propondrías a tu pareja?. Al final lo más importante es que disfrutes como sea que hayas planteado tu relación y que ambas partes se sientan satisfechas y felices.

Ver Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published.

© 2020 BADHOMBRE Creative Studio S.A. de C.V.  Una página de tus amigos de BADHOMBRE Magazine.