Now Reading
Diversidad familiar: no somos familias disfuncionales

Diversidad familiar: no somos familias disfuncionales

Avatar

En las ultimas décadas, el concepto y la visión que la sociedad tiene de familia, ha ido cambiando y afortunadamente, cada vez (re)conocemos más modelos de familias. En el transcurso de la historia, el concepto de familia ha ido moviéndose desde un lugar muy rígido, a uno más flexible a la diversidad y a la realidad de las familias que existen hoy en día.

La definición de familia que conocíamos hasta hace poco o con el que la mayoría ha crecido, ya no es el que se visualiza en la actualidad. La OMS nos dice que podemos definir a la familia como el “conjunto de personas que conviven bajo el mismo techo, organizadas en roles, con vínculos consanguíneos o no, con un modo de existencia económico y social comunes, con sentimientos afectivos que los unen y aglutinan”. Las familias en la actualidad son muy distintas a las de hace 50 años, porque, así como la cultura y la sociedad han cambiado progresivamente, los tipos de familia lo han hecho igual, dando lugar a la diversidad e inclusividad.

Fotografía: Cassar.

¿Cuántos modelos de familia existen? 

No hay un número exacto. En México, el INEGI menciona que existen los hogares familiares, donde al menos uno de los integrantes tiene parentesco con otro miembro ya sea consanguíneo o civil, y los hogares no familiares donde no existe parentesco entre lxs miembrxs. La terminología la considero discriminatoria y “tradicional”, porque de acuerdo con esta clasificación, hay hogares que son familia y otros que no, dejando excluida la definición que la OMS comparte. 

Aún así, algunos de los modelos familiares que conocemos en la actualidad son:

  • Las familias sin hijos
  • De nido vacío: madres y/o padres mayores de 60 años
  • Familia biparental: la más conocida. Un padre, una madre y los hijos biológicos
  • Familia adoptiva: Una pareja o adulto en solitario con uno o más hijos adoptados.
  • Familia de acogida: Una pareja o adulto en solitario que acoge uno o más niñxs de manera temporal.
  • Familia compuesta: madre o padre divorciadx con hijxs de uniones anteriores
  • Familia LGBTTTIQ+: según el caso, también conocidas como homoparentales, lesbomaternates, trans, etc.
  • Familia uniparental o unimaternal: Un padre, una madre o tutor con sus hijos.
  • Familia co-parental, co-paternal o co-maternal: comparten la crianza, sin ser pareja y no se reduce a dos tutores.

Considero que es importante hablar de esa diversidad y visibilizarla porque debemos comprender que la estructura familiar o la consanguineidad, no son factores que determinen que una familia sea funcional o no. El validar los diferentes tipos de familias que existen y dejar de lado ese concepto ideal de familia, nos ayuda a erradicar esos prejuicios y estereotipos que propiciaban que las personas que pertenecían a una configuración distinta, se sintieran incómodxs por no pertenecer a esa idealización. El hecho de que no cumplamos con el modelo más conocido de familia, no nos hace disfuncionales, simplemente somos distintos, es lo bonito de la diversidad. 

See Also

Al final, no hay algún tipo de familia que sea mejor que otra, el valor y la importancia de una familia es la calidad que haya dentro de las relaciones que se desarrollan en ese núcleo: el amor, la tolerancia, el apoyo, la comprensión, todo aquello que nos deja crecer y cubrir nuestras necesidades integralmente desde un ambiente seguro que nos prepare para convivir en sociedad, cumplamos con un estándar social o no.


Referencias:

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

© 2020 BADHOMBRE Creative Studio S.A. de C.V.  Una página de tus amigos de BADHOMBRE Magazine.