Ahora Leyendo
Cuidados para proteger al rostro ante el cambio de estación

Para llegada de la nueva temporada no solo tenemos que estar preparados con las tendencias y piezas claves de la estación, sino, también, de forma física -en tanto a nuestro cuerpo se refiere-. Con el paso de los días las temperaturas comenzarán a descender gradualmente y será inminente que nuestra piel se reseque con más intensidad y mucho más rápido. Razón por la cual, nuestra rutina de cuidados tiene que tomar en cuenta, y con mayor atención, a este acontecimiento tan notorio en la piel.

Y es que no solo el rostro es el que cobra factura de las bajas temperaturas, también lo hacen zonas visibles como las manos, brazos, y, por supuesto, los labios. Pero para resolver estos problemas o al menos minimizarlos es necesario seguir algunas recomendaciones, tales como las que enlistaremos a continuación.

HIDRATA DESDE EL INTERIOR

Con la llegada de temperaturas más bajas a las del verano tendemos a hidratarnos menos. Al tomar menos agua, nuestro cuerpo empieza a manifestarlo por medio de la piel. La hidratación de los tejidos es de suma importancia por lo que, ingerir agua en de forma normal, ayudará a mantenernos hidratados desde el interior. Sumado a esto, agregar vegetales de hojas y tallos verdes, frutas ricas en agua; como la sandía y el melón, así como aceites saludables como el Omega 3 serán de gran ayuda durante el otoño.

HIDRATACIÓN CONTINUA

Ver También

Facial Fuel: Humectante facial enriquecido con vitaminas de Kiehls

Existen distintos componentes del medio ambiente que repercuten en la piel: uno de ellos es la disminución de la humedad. Este clima más seco, sumado al aire frío, da pie a una piel deshidratada, sensible con tendencia a enrojecer e, incluso, inflamación. Para dar batalla a estos problemas será indispensable humectar la piel durante nuestras actividades cotidianas: cremas, bálsamos y sueros serán nuestros mejores aliados.

HIDRATACIÓN CELULAR

Gel superhidratante de ClarinsMen

El frío puede causar una vasoconstricción -mala circulación- que dará como resultado una piel de apariencia “muerta”; sin vitalidad y brillo natural. Esta piel débil puede tomar su estado natural si se oxigenan las células: de manera directa aplicando cremas y productos anti-edad -gracias a sus componentes de colágeno- y en nuestra dieta diaria con cítricos ricos en vitamina C.

Ver comentarios (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

© BADHOMBRE CREATIVE STUDIO S.A. DE C.V. DERECHOS RESERVADOS.

HECHO EN MÉXICO