Leyendo ahora
Hablemos sobre masculinidad tóxica

Hablemos sobre masculinidad tóxica

Francelia Bahena

La masculinidad tóxica es un comportamiento adquirido de forma social en donde se legitimiza el uso de diferentes tipos de violencia para probar que se es hombre. Qué sencilla suena la definición para lo que semejante concepto genera en la práctica. Todos los hombres (y mujeres) nacemos en un contexto en el que estamos destinados a desarrollar una masculinidad tóxica, pues vivimos en un sistema patriarcal que desarrolla per se estas conductas.

Pero la masculinidad tóxica es mucho más peligrosa de lo que los hombres queremos admitir, definirnos por roles de género que engrandecen a los hombres colocándonos por encima de las mujeres nos afecta directamente en nuestra capacidad de expresar emociones y socializar sanamente, dos comportamientos básicos en nuestro desarrollo humano. La masculinidad tóxica, además, encasilla nuestro desempeño en la sociedad a comportamientos que únicamente se pueden desarrollar en roles de fortaleza, dominación y poder, que en su incapacidad terminan provocando frustración y violencia.

Desde pequeños nos han indicado que ser hombre es ser importante y con los años (la mayoría de nosotros) nos vamos dando cuenta del privilegio social en el que nacemos sólo con ser hombres, y darnos cuenta de ese privilegio debería ser un incentivo para cuestionarnos más que nadie sobre nuestros comportamientos ¿Ser violento está bien? ¿Busca ejercer el poder a toda costa está bien? ¿Controlar y someter a los que están a nuestro alrededor está bien? 

Pero no siempre nos cuestionamos porque tener privilegios es una trampa peligrosa que nos hace pensar que “somos superiores” y por lo tanto exentos de sufrir las consecuencias que esa desigualdad le provoca al resto de la población. Según estadísticas del INEGI, la tasa de suicidio en 2017 fue de 8.7 por cada 100 mil habitantes hombres, mientras que para ellas la tasa fue de 1.9 por cada 100 mil mujeres. Si bien, no es fácil saber las razones reales de los suicidios en la población, (pues el suicidio es también un tema tabú en la población mexicana) ya existen estudios que señalan que los hombres tienden a suicidarse más que las mujeres porque son incapaces de transmitir sus sentimientos y mantener los estándares de fortaleza que se les impone.

Todo esto desencadenado por la perpetuación de la masculinidad tóxica, que perpetúa la discriminación en donde se encasilla a los hombre en un mundo que está cambiando de forma acelerada todos los días, la masculinidad tóxica es insostenible.

Ver También

¿Qué es ser hombre hoy?¿Soy libre? Eduardo González, licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma de Guadalajara con especialización en estudios de género por la Universidad Pedagógica Nacional explica que cuando te obligas a cuestionar si debes cambiar tu comportamientos machistas/tóxicos y llegas a entender y asumir la igualdad, esto conlleva a la pérdida de nuestros privilegios como hombres y es precisamente por esto que existe tanta resistencia al cambio, nadie quiere perder sus privilegios. Muchos hombres aun no están dispuestos a ser cuestionados por su histórico lugar de poder, sin embargo es necesario asumir esta responsabilidad para poder ser parte de la revolución de género.

En BADHOMBRE Magazine creemos que deconstruir la masculinidad es posible y se tiene que empezar siendo consciente de todas aquellas acciones machistas que tenemos arraigadas casi desde nuestro nacimiento. Debemos dejar de lado los clichés masculinos y escuchar atentamente las peticiones de las mujeres; empieza por amarte a ti y a otros hombres para poder platicar abiertamente sobre estos temas y entonces sí empezar a abandonar la masculinidad tóxica y construir una masculinidad sana.

Ver Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© 2020 BADHOMBRE CREATIVE STUDIO S.A. DE C.V.

Hecho en México.

Scroll To Top