Ahora Leyendo
Juan Pablo Medina: su ascenso al mainstream y la fragilidad del ser actor

Si no han visto La Casa de las Flores en los tres días que lleva disponible en Netflix, posiblemente estén igual de oblivious que yo mientras entrevistaba a Juan Pablo Medina sobre la importancia de su personaje en la serie. En sólo tres días el internet volvió a unirse una vez más en su ambiente post-Netflix después de semanas de letargo por la ausencia de esa otra serie. Ahora los de la Mora son reyes de los memes y las teorías conspiracionales en el internet y Juan Pablo Medina está en el epicentro de esto. Reitero: si no han visto la serie, Juan Pablo es pivotal para la historia y quizá haya spoilers adelante.

Overshirt de gamuza, tshirt, pantalones: H&M. Zapatos, Louis Vuitton. Reloj, Santos de Cartier. Backpack, Loewe.

Juan Pablo Medina -como me dio por decirle a lo largo de toda una mañana de fotos y entrevista para su entretenimiento- nació en Estados Unidos de un papá médico  y vivió en Virginia los primeros cuatro años de su vida, pero más que un #BornInTheUSA, Juan Pablo se define como un buscador. ¿De qué? “En eso estoy, en la constante búsqueda”. Mientras charlamos le dije a Juan Pablo que estábamos por lanzar “The new age”, concentrándonos en la madurez de los hombres y lo que sea que eso signifique, así que Juan Pablo agrega “no es que eso cambie con la edad, siempre estás buscando algo, pero lo que he encontrado, afortunadamente, es qué es lo que más me gusta hacer y que puedo vivir de eso y eso me da mucha paz”. Cuando fue joven (sus palabras, no las mías), Juan Pablo estudió Administración de Empresas y de ahí unos talleres de teatro y el plan era justo tener ese cojín de la carrera y empezar con la búsqueda actoral. “A la mitad de la carrera me di cuenta que estaba fuera de lugar y en la actuación encontré lo que me motiva hasta hoy… y soy muy feliz”. ¿Entienden la fuerza de esta aseveración? Buscar y seguir tu calling es posiblemente la tarea más dura del hombre y, sin embargo, los beneficios de eso son más grandes en lo que eso te regresa como persona que lo que proyecta, a pesar de la bella fachada.

Puffer y camisa, Gucci. Pantalones, H&M.

“Tiene sus altos y sus bajos, como toda profesión, pero esta es menos estable”. Le pregunto a Juan Pablo si, con esto en mente, le recomendaría a un joven que quiere ser actor irse de lleno al sueño -con la chamba y madriza que implica- o tener el colchón de la “estabilidad”. “100% irse de lleno y creo que en la carrera de actuación es muy fácil darte cuenta si sí vas por ahí o no. Esta carrera es muy dura. Te rompe por dentro; te quita todas las máscaras que vas creando en la vida y eso te vuelve muy frágil… pero igual es muy interesante”.

Chamarra y pantalones, H&M. Tshirt, Zara. Zapatos, Louis Vuitton. Reloj, Santos de Cartier.

Otra cosa muy interesante es que así como todos los caminos llevan a Roma, todas mis entrevistas del último mes llevan a Manolo Caro y a la revolución de streaming que lleva ya unos años con mucha fuerza en la industria. Juan Pablo es un constante en películas de Caro y, al hacer esta entrevista, faltaban un par de semanas para el estreno de La Casa de las Flores en Netflix. Nunca nadie me advirtió de la eventual importancia de Diego Olvera, el personaje de Juan Pablo, en el desarrollo final de esta primera temporada, pero antes de la revolución tuvimos un par de series que fueron formando la nueva época de oro del entretenimiento que se produce y se consume en el país. Soy tu fan fue la primera serie local en romperla a tal grado en su onda expansiva que la gente sigue teniéndola como referente a ocho años de su corrida por Once TV. Juan Pablo estuvo en 25 capítulos, que fueron vitales en su carrera y status como celebridad. “Eso fue una racha increíble del Canal Once para arriesgarse a hacer este tipo de contenido diferente al que estábamos acostumbrados y, por lo menos con los que trabajé en esa serie, fue un cambio muy importante en nuestras carreras. A mí me gustan todos los géneros y hacer cualquier tipo de personajes, pero la tele tiene fama de estar mal escrito, entonces hacer un personaje que sobresalga se convierte en un trabajo muy complejo. Pero cuando tienes la oportunidad de trabajar en series así, cuando es mucho más natural y te ves mucho más reflejado, no quieres dejarlo ir y quieres que siga y seguir por ese camino. Después de Soy tu fan he trabajado en muchísimas series y películas -que es lo que más me gusta hacer, pero lo más cagado es que, hasta la fecha en un 95% la gente me llega a reconocer -y no es algo que me interese que me reconozcan en las calles- del personaje de Soy tu fan, incluso con el pelo blanco”. Little did we know hace dos semanas -subestimando el poder del internet, que su Diego Olvera puede tomar ese relevo.

Ver También

Saco, camisa y pantalones, H&M. Zapatos, Gucci. Reloj, Santos de Cartier.

¿O Juan Pablo lo sabía? Su personaje, en un vagamente predecible turn of events anunciado por la frase “Es aries, como yo”, tira la trama de la serie en su recta final de temporada robándose millones y millones de pesos que usarían los de la Mora para rescatar La Casa de las Flores vía pagando por la absolución del patriarca para su regreso social a la fiesta de aniversario del negocio familiar. Viendo la serie, la casi entrañable relación de los personajes de Juan Pablo Medina y Darío Yazbek Bernal, manifiesta su nivel de madurez más alto desde el personaje de Juan Pablo impulsando la salida del clóset de Julián -el personaje de Darío, para vivir una vida plena como pareja sin escondidas ni repercusiones. La escena más real de la serie es posiblemente entre ellos dos, cuando después de acceder a tener una relación abierta con Billy (o Willy) y pasar una que otra noche compartiendo su cama marital con el tercero, Diego rompe en celos corriendo a Billy (o Willy) del departamento y se confronta a su pueril novio rematando con la frase “no tengo que cumplir tus caprichos para que no te vayas con alguien más”. Si eso no resuena en lo que significa ser gay tratando de tener una relación estable, no sé qué otra cosa lo haga -y en voz de Juan Pablo Medina resuena más profundo porque se supone que su personaje sabe más de la vida que el otro.

¿Y qué sabe más de la vida Juan Pablo Medina que le haya dado el trabajo que pueda compartir con la clase?
“Ahora creo que estoy en el mejor punto de mi carrera… sí creo que lo estoy, no sé, pero emocionalmente estoy tranquilo. Eso es el sentimiento más chingón al que tu trabajo te lleva en la vida… aunque no me gusta verme en la pantalla, pero tengo que hacerlo porque tengo que estudiarme”. ¿Verse para estudiarse? Ahí una lección de vida que trasciende la profesión, edad y complejos de cualquiera.

Ver comentarios (1)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

© BADHOMBRE CREATIVE STUDIO S.A. DE C.V. DERECHOS RESERVADOS.

HECHO EN MÉXICO