Leyendo ahora
Los mejores looks (y todo lo que sucedió) en el Festival Hipnosis

Los mejores looks (y todo lo que sucedió) en el Festival Hipnosis

Avatar

Durante casi dos años, la pandemia por Covid-19 nos dejó restringidos de muchas formas, una de las medidas principales fue el distanciamiento social, por lo que nos quedamos sin conciertos presenciales durante este periodo. Sin embargo, el Festival Hipnosis volvió en compañía de extraordinarios exponentes para devolvernos toda la emoción de la música en vivo en combinación con elementos visuales que hicieron de este evento una experiencia inolvidable.

En esta ocasión, Quarry Studios y el Foro Indie Rocks fueron los recintos que albergaron a cientos de escuchas que conectaron durante todo el fin de semana con música psicodélica y poderosos visuales, en donde también pudieron disfrutar de snacks, tragos y souvenirs, envueltos dentro de un ambiente misterioso y en definitiva espectacular.

El proceso de entrada dejó claro que por parte de la organización hubo interés porque el evento se realizará con el menor riesgo posible de contagio y/o propagación de Covid-19, ya que para poder accesar fue indispensable presentar pruebas recientes del esquema completo de vacunación, en caso de no contar con ninguno también se facilitaron pruebas rápidas de Covid en una de las carpas de entrada.

Una vez dentro, el ambiente psicodélico cobró intensidad al encontrarnos con el Escenario Abducción (Carpa Cucapá), un espacio que se estructuró en forma de domo cerrado, donde fueron proyectados elementos visuales que se acompañaron de la mezcla de varios Dj’s, que dieron cátedra de cómo se vive y suena la fiesta, entrar a la Carpa en definitiva fue una experiencia en la cual los visuales y la música te transportaban a otra dimensión.

Para aquellos asistentes que quisieran disfrutar de una experiencia musical un poco más “privada” estuvo el Escenario Hipnósis, un lugar más reducido de un solo acceso que permitió apreciar los proyectos audiovisuales de una forma más cercana, debido a que todo el recinto se encontraba a oscuras con excepción del escenario, lo que logró que los artistas lucieran impactantes a través de las luces y en donde propuestas como la de “Ty Segall“, “Diles que no me maten”, “Los Dug dug´s”, “TR/ST”, “Monolord”, entre algunos otros, hicieron vibrar a más de uno.

El escenario exterior (Escenario Cucapá), se convirtió en el centro de atención del festival, siendo testigo de músicos que demostraron maestría no solo con sus instrumentos, sino se impusieron en el escenario por medio de propuestas sumamente interesantes en el ámbito musical, en las que destacaron las guitarras influenciadas por el rock and roll de los 60´s y los teclados con un sonido que te llevaba directo a los 70´s. En este escenario también se exhibió un espectáculo de iluminación visual que elevó los performance, envolviendo a los asistentes en un ambiente único.

Algunas bandas como “Acty”, “Sugar Candy Mountain” y el grupo fránces tan esperado, “La Femme”, deleitaron al público en el Escenario Cucuapá, dónde toda la multitud bailó y se dejo seducir por la música y el ambiente de su entorno.

Después de una larga travesía entre cada uno de los foros el hambre y la sed hacen su trabajo, por ello, este festival instaló un área de snacks con comida que fue desde empanadas (que en definitiva fueron un must del festival), sliders (cortesia de Stone Rex), tacos y gringas de pastor negro, esquites, nieves y pizza, eran las opciones dentro del lugar, ideales para continuar la jornada.

También se diseñaron tragos especialmente para el festival, preparados por uno de los mejores bartenders de la Ciudad. “Nebula” y “Psicodelia” siendo éste último el mejor de ellos, con una mezcla de jugo de limón, mora azul, soda de limón y mezcal, se convirtió en uno de los favoritos de la noche en conjunto con la atención de cada uno de los bartenders que los preparaban.

A lado del Food Court también podías encontrar diversas marcas que vendían diferentes mercancías, que iban desde ropa, sobreros, pines, hasta piezas decorativas en forma de calavera que sin duda llamaron la atención de más de uno.

Para cerrar el evento el día domingo se abrieron las puertas de Foro Indie Rocks, para que verdaderos amantes del metal y el skate punk se dieran cita para hacer una clausura espectacular de lo que fue el evento. En un espacio mucho más íntimo “Satánico Pandemónium”, “Cardiel” y “Monolord” se presentaron en un ambiente en dónde las luces rojas y azules, el sonido del bajo, la batería y las guitarras predominaron en el escenario, logrando que el público considerara más que afortunado y la mejor forma de cerrar este Festival.

Esperamos con ansias el próximo año para el regreso de Hipnósis para poder volver a vivir nuevas experiencias de la mano de la música psicodélica.

Fotografia: Uriel Santos y Jorge Ruíz.

Ver Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© 2020 BADHOMBRE CREATIVE STUDIO S.A. DE C.V. Hecho en México.