Leyendo ahora
¿Todos los hombres son iguales? Noche de cartas en septiembre

¿Todos los hombres son iguales? Noche de cartas en septiembre

Avatar

Septiembre y noche de cartas con los cuates. Me encantaría decirles que es algo así como una tradición: “nos juntamos el primer fin de cada mes para platicar de cosas de hombres y shalala”. Pero lo cierto es que pocas veces tengo la oportunidad de estar sólo con mis dos mejores amigos varones. 

Ahora que los veintipico se sienten, también sentimos necesario hablar del trabajo, el cansancio, lo complicado que es hacer durar el dinero en la cartera, una que otra anécdota sexual y lo mal que barajea Cristián las cartas. De pronto éramos tres señores tomando whiskey mientras derrochamos pesitos con la viuda.

En fin, como mencioné antes, era septiembre y la noche del 15 entro a conversación. Nos pusimos a divagar sobre lo tradicional que es esa fecha en algunas casas. Ya saben, ver a la abuela y las tías volviéndose locas con el pozole y dedicándose toda la noche a atender; y al abuelo y los tíos sólo viendo pasar las horas en la sala y alcoholizándose como si fuera tarea. 

Y aunque, quizás las cosas han cambiado de poco en poco, lo cierto es que aún hay mucho de ese macho arranado en una silla y su “vieja” calentándole las tortillas, viviendo en nuestra sociedad.

Con esto en mente, y pensando en la carga cultural que tiene septiembre, decidí que era oportuno llevar el tema un poco más allá.

—Si le pusiéramos un nombre y rostro al machismo mexicano…

—¡Matías!—interrumpió rápidamente Adrián 

—Okey, Matías es…—continué, juntando las cartas en un bonchecito

—Golpeador… —completó Cristián como reacción casi inmediata —…le gusta el fútbol, los toros…
—Dice que aguanta un chingo en la peda— continuó Adrián repartiendo la baraja— y sus amigos son unos “cracks”.

—Jura que perdió la virginidad a los trece y dice haberse acostado con cada niña de su escuela— soltó Cristián mientras acomodaba las cartas en su mano.

—No, no con todas. Con las “feas” no— dijo Adrián cambiando sus cartas por las del centro de la mesa. 

—¿Y qué le dirían a Matías si estuviera aquí sentado?

—Nada, porque se pondría violento— atinó Cristián y los tres reímos. 

—Bueno, está amarrado a la silla— solucioné para seguir indagando. 

—Supongo que le diría que deje de ser tan mierda, porque relacionan el género masculino con él. Y nos incluyen. 

—Pero, ¿por qué lo relacionan a él y no a nosotros?

Y comenzamos a enlodárnos en la disputa de “todos los hombres son iguales”, hasta que Cristián puso su juego en la mesa y dijo:

—Es fácil decir “todos los hombres son iguales”, porque la mayoría de las mujeres han tenido una mala experiencia con un “Matías”. —Cristián se rascaba la oreja, la nuca y la oreja otra vez— Ellas no van andar por el mundo preguntando “¿tú eres también como Matías?”. Simplemente infieren que muchos de nosotros tendemos al machismo.

—¿Y es cierto? —preguntó Adrián tomando una carta y dejando otra en el centro.

—Probablemente— sentí como se me helaba de poco en poco la sangre, como si alguien me hubiera tirado uno de los tragos de la mesa, encima.

—Entonces, ¿creen que también somos Matías?— Adrián aparto las cartas y le dio un trago largo a su whiskey. 

—Tal vez unos más, otros menos, pero yo creo que todos; por más gay, por más aliado, en algún punto ejercemos machismo. No me gusta llamarlo Matías porque también tiene mi nombre y el de ustedes. — Cristián vio sus cartas con desesperación, luego las de la mesa y sin más, dijo: — No tengo nada.

Fue en ese momento, después de años de amistad, que tres hombres se dieron cuenta de que aunque no se podía lograr mucho con aquella viuda, aún había muchas cartas que tirar y cambiar con respecto a la masculinidad tradicional.

Quizás lo más difícil es saber por donde empezar, pero nunca sabes si en una noche de cartas con los cuates y el valor de poner el tema en la mesa, a un lado del whiskey y las inglesas, las pautas se puedan comenzar a dar. 

Ver Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© 2020 BADHOMBRE CREATIVE STUDIO S.A. DE C.V. Hecho en México.