Ahora Leyendo
¿El menswear está listo para abrazar a la feminidad?

Alguna vez la diseñadora y visionaria Vivienne Westwood dijo: “No es posible para un hombre ser elegante sin un toque de feminidad”, palabras que agitan a más de uno y que cobran más relevancia que nunca. Incluso sería apropiado decir que esta declaración, ahora mismo, debería de extenderse a todo el menswear y no solo referirse a la elegancia. La moda, desde siempre, ha servido como un poderoso móvil para expresar algo o mandar un mensaje: de hecho no la podríamos separar de un momento histórico, religioso o político importante. Más aun, la industria en los últimos años ha actuado como un instrumento que ha ayudado a desafiar las costumbres culturales más arraigadas, en este caso: los estereotipos de género.

Foto: Tommy Ton – Gucci SS 16

Pero recordemos que estas nociones siempre han están en constante cambio. En el Siglo XIV, por ejemplo, los símbolos de la masculinidad eran elementos impensables actualmente, tales como las medias, zapatos de tacón e incluso el uso de lo que podríamos llamar maquillaje. Basta ver una pintura de Luis XIV para confirmar lo anterior. Esto es evidencia de que todo fenómeno social y cultural evoluciona al mismo tiempo que se modifica el comportamiento de un grupo. La pregunta es entonces, si ya alguna vez el hombre aceptó ese lado femenino, ¿qué ha vuelto tan frágil la masculinidad en este particular periodo?

Foto: Tommy Tom – Gucci SS 16

En una sociedad -sobre todo en la latinoamericana- donde la virilidad siempre se ha asociado con la violencia y la dureza; en la cual el hombre es quien debe llevar los pantalones, en sentido figurativo y literal, se vuelve difícil que uno se muestre como realmente es o como quiere ser. Se muestra una aversión total hacia cualquier manifestación de gusto por la imagen personal y, más lamentable aun, se califica de afeminado a la persona, derivando, a veces, en consecuencias atroces.

Foto: Gabe Ginsberg – WireImage

Afortunadamente, en tiempos oscuros suelen surgir personajes transgresores que invalidan estos prejuicios y que representan a cientos de personas que buscan explorar nuevas maneras de vestirse sin ser juzgados o minimizados. Uno de los primeros en explorar esta fluidez de genero fue Bad Bunny, quien apareció en los Latin Billboards Awards vestido con un traje morado y uñas largas pintadas de neón. Más recientemente, Harry Styles, tuvo dos momentos que pasarán a los archivos históricos de la moda. El primero de ellos tuvo lugar en la Gala MET, en la cual Styles se mostró ante el mundo vestido de encaje, aretes de perlas, zapatos de tacón y también con uñas esmaltadas; el segundo momento fue hace apenas unas horas. En el último desfile de Gucci pudimos verlo usando, nada más y nada menos que un bolso. Con estos looks el ex One Direction y el cantante puertoriqueño, iconos de moda irrefutables, logran algo que puede cambiar la manera en cómo se visten los individuos o al menos en cómo se les percibe, ayudando a diluir los límites entre lo que un hombre o una mujer deben usar. No habrán sido los primeros, pero que una figura pública lo haga puede ser de mucha utilidad para aquellos que su voz no siempre es escuchada.

Ver También

Foto: Especial

Esta nueva manera de expresarse a través de la ropa no define a todo un género, no se tiene que estar de acuerdo con que un hombre use encaje o se pinte las uñas, definitivamente no es algo para todo el mundo; pero va más allá de una simple tendencia, el mayor logro es acabar con el siempre dañino: macho.

No animamos a nadie a que empiece a usar una prenda femenina si es por encajar, pero si te quieres comprar esa camisa de encaje que tanto te gusta hazlo y úsala sin sentirte menos tú. 

Ver comentarios (1)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

© BADHOMBRE CREATIVE STUDIO S.A. DE C.V. DERECHOS RESERVADOS.

HECHO EN MÉXICO