Ahora Leyendo
La cabeza de Juan Pablo Medina es cabrona
Fotografía: Rodrigo Álvarez. Estilismo: Priscila Cano. Grooming: Davo Sthebané para Givenchy Beauty. Texto por Alejandro Peregrina. Entrevista por Alejandro Peregrina y Adriana Ramírez Asuad.

 


El año pasado conocí a Juan Pablo Medina haciendo fotos para el blog de esta revista. Aún faltaban semanas para el estreno de La Casa de las Flores y le pregunté si ser papá había cambiado sus maneras de actuar, pero no es papá. Un año después y a dos meses del regreso de la serie, Juan Pablo Medina es embajador local y cara del nuevo Gentleman de Givenchy, el protagonista de nuestro número de Agosto y, además, el protagonista de muchos otros proyectos. Solteras, con Cassandra Ciangherotti se estrenó al inicio del verano y no es poca cosa tomando en cuenta el ascenso al mainstream de Juan Pablo y el año meteórico de Cassandra (que pueden ver aquí en nuestro primer fashion film jamás). “Ya había escuchado de ella y la había visto en teatro. Cassandra es increíble. Te da tanto en escena y puede cambiar todo con tanta razón siempre dentro de su propia lógica… es admirable. Casi todas mis escenas en Solteras eran con ella y yo sólo tenía que reaccionar a todo lo que Cassandra me daba”.

 

Abrigo y camisa: Alfredo Martínez.


En los meses que han pasado desde que hicimos a Juan Pablo por primera vez, además de Solteras y Guadalupe Reyes -más de eso más tarde, hizo las siguientes dos temporadas de La Casa de las Flores -que llegará a su final en 2020- y antes de ver la serie queremos saber qué pasó con la fortuna de los De la Mora:

“Ya sabemos que me pelo con todo el dinero, entonces ya no salgo ni en la segunda ni en la tercera… Hacer la Casa de las Flores fue una experiencia increíble y por siempre le agradezco a Manolo que me haya invitado a este proyecto, que me dio la oportunidad de seguir trabajando en esto”.

¿Y Guadalupe-Reyes?
“Felicidad total. Me tocó hacerlo con uno de mis mejores amigos, Martín Altomaro, que ya habíamos trabajado juntos en Soy tu fan y ahí nos hicimos muy amigos. Queríamos que hubiera una tercera temporada, pero ya sería absurdo hacerla, entonces surge esta idea de Erick Zuckermann que me habla un día diciendo que escribió un papel para mí y que cuando lo leyera iba a saber porqué. El personaje es un chavorruco que se la vive en la fiesta, entonces dije ¿es un documental? Perfecto. Hicimos un taller de guión con todos y le metimos mucho de nuestras experiencias pasadas y quizá cambió un poco a lo que originalmente era, pero es una película que habla sobre los reencuentros y la amistad. Martín es un actorazo, además”.

 

Abrigo: Aych. Camisa: Welton & Sons.


Fun part’s over.

En nuestra entrevista del año pasado hablamos sobre los miedos, en especial el miedo a no prosperar en el trabajo y esta vez queremos ir más adentro. La intervención de Adriana en la entrevista es a través de la psicología, temible por sí sola, entonces todos pedimos vino para lubricar la conversación. In vino, tenebras.

“Como actor hay muchos miedos, personalmente soy bastante inseguro en el trabajo y trato de trabajar bastante para llegar preparado a escena con el personaje construido. Justo ahorita estoy trabajando con un director que se llama marcelo tovar, que siempre te saca de tu zona de confort. Ahora estamos haciendo una serie donde interpreto a un paramédico regio y nunca he hecho acentos. Sé que a mucha gente no le va a gustar y ese tipo de miedos siempre los hay. Estoy seguro que en Monterrey van a decir que el acento no está bien, pero sí me da miedo a pesar que es lo que preparé para el personaje. Otra cosa es sentirme vulnerable en las escenas, pero una de las cosas que aprendes en la carrera es entender cómo funcionan las emociones y cómo funciona un personaje para que, a través de él, puedas llegar a esas emociones y como actor también aprendes a sacarte de ellas. Desde lo más doloroso a lo más hermoso. En el momento en que estás ejecutando, realmente estás pensando en otras cosas, pero así es en la vida en general: nunca decimos lo que realmente estamos pensando… o casi nunca. Tenemos muchas líneas de pensamiento al mismo tiempo. Es padre, es interesante”.

Chaqueta: Edgar Aguilera. Camisa: Welton & Sons.


Adriana interviene y pregunta cómo se cortan esas emociones y si tienen alguna repercusión en la vida.
“En la escuela hay muchos ejercicios puntuales que tienen que ver con el control de las emociones; desde cómo llegar a ellas a cómo proyectarlas y usar la imaginación a través de ellas. Siempre hay momentos en los que te quiebras porque todos tenemos muchas máscaras que no nos permiten ni explorar ni abrirnos a nuevas cosas. En la escuela hay muchos ejercicios para entender desde dónde te entra una emoción hasta dónde la quieres llevar y cómo las quieres transmitir. Una vez que puedes controlar eso tienes que tener la capacidad que una vez que entraste a la emoción, profunda o la que sea, pero una vez tocado eso, tienes que topar la capacidad de saber que estás actuando”.

¿Y eso es una herramienta aplicable en otros aspectos de la vida?
“En la vida no soy muy bueno controlando mis emociones. Tengo pánico para hablar en público y mis amigos no entienden porque soy actor, pero no es lo mismo. Como actor tengo un guión, que es una protección y para mí es una cosa bien vulnerable”.

Pero podría ser un pensamiento muy seccionado de “soy bueno en esto, pero en esto otro no” y realmente podría ser algo muy aplicable en la vida…
“Podría serlo. A lo mejor es algo que tengo que cambiar en mi cabeza, pero a la vez es algo que me aleja un poco de eso. Sé que si te aprovechas de esas herramientas puedes estar jugando con algo con lo que no deberías, porque dejas de ser real. Una cosa es actuar y otra es estar”.

Le cuento a Juan Pablo sobre un pequeño altercado durante una producción recientemente y cómo el crew estaba asombrado por la respuesta de un actor a una petición creativa y cómo el consenso general era “pero es actor, debería poder hacerlo”, pero nunca reparamos en que la personalidad va separada a la profesión. “Como yo que no me quise poner los pantalones plateados en las fotos…”
Así.

Ver También

 

Chamarra: Aych. Camisa: Edgar Aguilera. Arete como pin: Mani Maalai.


¿Pero cómo se sobrellevan los miedos?
“En cuanto a los miedos escénicos, en la escuela; los profesionales del éxito versus el fracaso, no hay otra cura que seguir adelante creyendo en ti, preparándote y confiar. Conforme crecemos encontramos lugares donde nos sentimos muy cómodos y dejamos de explorar y creo que eso es lo peor que te puede pasar. Un ejemplo perfecto fue trabajar con Cassandra, porque es alguien que está en una búsqueda constante de contar algo desde lo más real a lo más absurdo sin perder una línea de pensamiento coherente, aunque fueran cosas totalmente distintas, en la misma toma. Y eso es mucho trabajo… además del talento impresionante que tiene. Eso y confiar en el director”.

Para finalizar la charla, le pregunto a Juan Pablo si aún hay algún miedo en su vida por superar -refiriéndome a algo muy específico que conozco de él, que lo he visto confrontar dos veces y espero que nunca más:

“En mi profesión, en un principio, siempre tuve la ilusión de trabajar en el extranjero. Siempre tuve esa idea desde antes de empezar a estudiar… era mi meta y con el tiempo veo que eso ha cambiado radicalmente. Alguno de mis miedos es que no pueda cumplir mis metas, pero solo he cambiado esa mentalidad, porque ahora me veo más enfocado en hacer las cosas bien y juntarme con la gente adecuada que me sume y que cada proyecto sea cada vez más interesante y quizá eso me llevará a lanzarme a buscar otras cosas, pero por el momento no. Mi mayor miedo era fracasar… no haber tomado la decisión correcta con esta carrera”.

Yo me refería a los pantalones plateados.
“¿Cómo explicarlo? Me gusta explorar, pero en promoción no quisiera engañar al público con una imagen que no soy. Ahí me entran los miedos: en una revista, en una entrevista quiero transmitir lo que yo soy o si no demostrar algo, no me siento cómodo, no me siento yo. Me siento vulnerable y siento que debo ponerle un alto… la cabeza es cabrona”.

Cabrona, indeed.

Ver comentarios (0)

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

© BADHOMBRE CREATIVE STUDIO S.A. DE C.V. DERECHOS RESERVADOS.

HECHO EN MÉXICO