Ahora Leyendo
La historia de otra prenda esencial en el armario masculino: el peacoat

Pocas veces nos damos cuenta o, en contadas ocasiones, nos cuestionamos el origen o la historia de cada prenda que destaca en nuestro armario. Pareciera un tema biográfico, pero, en efecto, hasta la prenda más sencilla tiene un relato para contar, más aún, aquellas piezas clásicas y básicas del guardarropa son capaces de hacernos viajar por el tiempo, por décadas.

Foto: Weston Wells para The Wall Street Journal

En esta retrospección llega el peacoat: una prenda icónica que sirvió de protección a los navegantes de antaño. Su nacimiento nos hace transportarnos hasta el siglo XVIII en medio de un ambiente militar, donde, esta pieza, sería diseñada especialmente para la Real Marina Británica. Su aparición oficial en el manual de uniformes de estas tropas se inmortalizó en 1731. Por su parte, del otro lado de Atlántico, los Estados Unidos introdujeron el abrigo hasta finales del siglo XIX; el cual serviría de defensa a las tropas navales y protagonizaría, años después, la ropa obligatoria durante dos guerras mundiales.

Foto: Getty Images

La estructura e idea original de esta prenda ha sido el referente que la ha mantenido ferviente década tras década. Su anatomía presenta un cruce que envuelve el cuerpo y atrapa el calor, a juego con un par de solapas amplias con un cuello fácil de levantar y abotonar, bastante funcional y práctico para defender la respiración de las temperaturas gélidas de distintas zonas de combate.

Foto: Getty Images

Toda esta configuración tiene lugar en un tejida, también, excelentemente pensado: la lana. Este textil posee cualidades extremas; como la de soportar 1,000 grados centígrados antes de consumirse. Por lo que se volvía toda un arma si se necesitaba correr entre las llamas o de minimizar el fuego haciendo uso del peacoat.

Ver También

Esta invención magnifica encarna el estilo clásico y poderoso que ha pasado por generaciones y, su introducción a la ropa común, presenta traducciones para su mejor uso y versatilidad. Por lo tanto, el llevar un peacoat por encima de un outfit informal, elevará el resultado haciéndolo ver sofisticado y elegante. En definitiva, esta prenda se ha quedado con nosotros -y lo seguirá haciendo- gracias a su funcionalidad, que le ha permitido recibir mínimas actualizaciones para ser adaptadas al hombre contemporáneo. Sin duda, una pieza histórica y referente de estilo para protegernos de los días fríos que se avecinan.

Ver comentarios (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

© BADHOMBRE CREATIVE STUDIO S.A. DE C.V. DERECHOS RESERVADOS.

HECHO EN MÉXICO