Leyendo ahora
Moda con poco presupuesto. ¡8 sencillas recomendaciones para ahorrar!

Moda con poco presupuesto. ¡8 sencillas recomendaciones para ahorrar!

Juan Ramón Hernández

Llegar a finales de mes o quincena es cada vez más difícil y sin hábitos de ahorro peor aún. Vestir como nos gustaría no siempre es tarea sencilla, pues los precios de lo que queremos no siempre se adaptan al presupuesto destinado a la ropa. Para esos momentos en los que hay que destinar un presupuesto limitado para la ropa, armamos una nota sobre moda con poco presupuesto en 8 sencillas recomendaciones para ahorrar.

Evitar tiendas caras.

Parece ser muy obvia, pero ayudará bastante en cuanto a economizar. Lo costoso dependerá de tu salario mensual, pues no es lo mismo ganar el sueldo mínimo ($5,255 MXN) al promedio, que ronda cerca de los $13,000 MXN.

A pesar de ser llamadas fast fashion o low cost, la realidad es que para algunas personas pueden resultar elevados los precios en tiendas como Zara, Pull and Bear o Bershka; por lo que si es tu caso deberías evitar comprar ropa ahí, ya que debilitara tus posibles ahorros a fin de mes. En su lugar espera o monitorea las rebajas que llegan a ofrecer dichas tiendas para así economizar.

Precio vs calidad.

Este punto es el que tal vez llevemos más en practica. Se trata de evaluar lo más objetivamente posible le ropa que vayas a comprar, ya sea en una tienda departamental, tianguis o intercambio de prendas. Evaluar también las veces que probablemente te pondrás esa prenda también es un punto importante para tratar para saber si es una inversión a largo o corto plazo.

La calidad se aprecia mejor midiéndote la ropa en los probadores, haciendo los movimientos más cotidianos que haces normalmente y observando las costuras, el terminado de las mangas, y si la tela va acorde al precio que ofrece. La durabilidad de las prendas siempre estará sujeta al uso, pero además al cuidado que le pones, debe ser de buena calidad, de esta forma mantendrá su forma, color, textura y evitará que compres ropa continuamente.

Destinar el 5% o el 7% del salario mensual en comprar ropa.

Este porcentaje es lo sugerido por expertos financieros, sin embargo puede variar. En un mes puede que no tengas ningún gasto de ropa, así que puede ir directo a la cuenta de ahorro o inversión, pero no debe exceder este parámetro. Esta cantidad puede variar dependiendo la actividad laboral, pues no siempre todas las personas tienen un sueldo fijo, es por eso que no es muy confiable, pero sí brinda una especie de rango de dinero a gastar. Además de que no es obligatorio comprar ropa todo el mes.

¿Realmente lo necesito?

No comprar por impulso tendría que ser la regla básica al momento de comprar, no solo ropa, sino todo en general. Es por eso que debemos preguntarnos a nosotros mismos el beneficio que traerá esa prenda es necesario, así evitaremos hacer una compra innecesaria. Si bien es cierto que existe una especie de instinto al comprar algo nuevo cada vez que salimos de fiesta, ver algunos amigos, acudir a reuniones de trabajo o sociales, la realidad es que la mayoría de las veces no lo necesitamos. Ser sinceros es la mejor opción, de esta forma tendremos un ahorro significativo.

Comparar precios.

La búsqueda del precio ideal resulta tarea difícil para algunas personas, ya que implica esfuerzo, pero a la larga trae frutos. Monitorear los precios de las tiendas en línea, físicas, códigos de descuento y puntos o descuentos, son algunos recursos que hay disponibles para elegir la mejor opción que vaya contigo a la hora de comprar. Incluso los supermercados. Con esa opción pondrás a prueba tu capacidad de poner a prueba calidad vs precio.

Recicla.

Reciclar ropa es de las actividades esenciales que debemos aplicar para ayudar mitigar la contaminación textil. Ya sea remendando prendas, convirtiéndolas en otras nuevas o regalándolas/vendiéndolas a amigos, vecinos, conocidos, etc.

Comprar en bazares de ropa.

Acercarte a bazares de ropa es otra opción para conseguir ropa a bajo precio. En Instagram existen distintas cuentas que ofrecen ropa de paca, segunda mano o vintage que seguramente alguna ira acorde a tu estilo. No a todas las personas les gusta comprar segunda mano, pero es una forma económica de conseguir ropa distinta a las existentes en los centros comerciales.

Mantén en buen estado la ropa que ya tienes.

Puede parecer discurso de mamá o papá, pero no hay nada mejor que cuidar lo que vestimos y por consecuencia cuidar nuestra apariencia. Esto se logra teniendo limpia la ropa, planchada la que debe de estarlo, de lo contrario la tela se descuida, por lo que debes procurar que no tenga pelusas y un lugar adecuado para cada una de ellas. Esto es porque así te costó dinero, debes de cuidar lo que compras, de esta forma durarán más.

 

Ver Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© 2022 BADHOMBRE CREATIVE STUDIO S.A. DE C.V. Hecho en México.