Ahora Leyendo
Trasplante de barba: ¿de qué se trata y cómo son los resultados?

De un par de años para acá (o más) la barba se ha convertido en una súper tendencia, colocando a los hombres que la poseen como altamente atractivos y generando un fuerte impacto de masculinidad en los demás caballeros. Hecho que claramente marca competitividad. También, se convirtió en símbolo de la comunidad hípster, donde el estilo de vida se basaba en la onda vintage y la barba se llevaba de forma muy natural.

Sin embargo, no todos hemos sido “bendecidos” con el don de la abundancia del vello facial. Si cada día te ves al espejo deseando tener una barba o una más tupida, es hora de que abandones los prejuicios de la cosmética masculina y acabes con la preocupación de tener una barba que no crece con uniformidad. 

Foto: Infiernno

Los avances alrededor de las técnicas de trasplantes capilares han avanzado tanto que ya es posible un microinjerto capilar en barba, capaz de corregir la alopecia en esta zona con una eficacia del 100% y con resultados totalmente naturales. Cerca del año 2012 se comenzó con este método: se probó principalmente en personas que sufrieron de quemaduras, cicatrices de acné o cicatrices de otro tipo; para el año 2014, la población masculina que ocupaba de este servicio aumentó considerablemente y hasta la fecha, cada día muchos hombres entre los 20 y 30 años (principalmente) consultan especialistas para llevar a cabo este procedimiento. 

Y, ¿en qué consiste esta cirugía? Como primer paso, deberás someterte a estudios preoperatorios de rutina para verificar que tu salud sea la adecuada. Seguido de esto, se evaluará el área donante. Básicamente consiste en trasplantar injertos de folículos pilosos en la zona de la barba, mentón, bigote y patilla. Los folículos se obtienen generalmente de tu nuca debido a que la cicatrización de esta área es casi imperceptible, y se estima que se requieren cerca de 1,500 para la barba entera. La cirugía estética se realiza bajo anestesia tipo local y será necesario elegir una técnica de traspaso de folículos de una zona a otra. Una de las técnicas más populares para los hombres que tienen grandes espacios sin vello facial es la de “tira”. Se fundamenta en el hecho de injertar una lámina de cabello de una centímetro de ancho por 20 de largo y se realiza en una sola sesión que tiende a durar hasta una hora.

Foto: Alejandro de María

FUE” es el nombre de otra técnica multitudinaria, en ella se miden las uniones foliculares una por una y es ideal para aquellos que requieren injertos más reducidos, solo que para someterte a esta técnica deberás ser demasiado paciente ya que el procedimiento dura cerca de 6 horas. 

En cualquiera de los casos, los especialistas señalan que el vello trasplantado crece al compás del pelo en nuestra cabeza logrando la naturalidad deseada. Este punto es tremendamente importante ya que no querrás producirte una barba visiblemente falsa.

Ver También

Foto: Sergio Valenzuela

La recuperación de esta cirugía es prácticamente inmediata. Resulta que no suele haber rechazo del injerto ni efectos secundarios alarmantes ya que los primeros cuatro días serán los más incomodos debido a la irritación propia de las zonas tratadas y serán los días en que mayor atención deberás prestar a la limpieza y cuidados. Las primeras semanas arrojaran una costra (hecho bastante natural) y será en los siguientes dos o tres meses que comenzarás a ver resultados palpables en los cuales notarás como el cabello injertado empieza un proceso de apropiación de características de la zona donde se implantó. 

Así que ya puedes olvidarte de los shampoos y cremas milagrosas, porque lamentamos decirte que nada de eso es realmente tan eficaz como este método, ¡bienvenido a la era donde todo es posible!

Ver comentarios (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

© BADHOMBRE CREATIVE STUDIO S.A. DE C.V. DERECHOS RESERVADOS.

HECHO EN MÉXICO