Leyendo ahora
Una nueva era de logos para las marcas de lujo. El minimalismo es el lenguaje digital

Una nueva era de logos para las marcas de lujo. El minimalismo es el lenguaje digital

Los cambios son necesarios para avanzar. Esto es imperativo en la vida, en el mundo de los negocios e industrias creativas, a modo que les traigan el mejor éxito posible. Ante esto, las marcas de lujo no son inmunes y desde hace algunos años, han dado cambios importantes y significativos en materia de imagen corporativa y logos, con el objetivo de entrar en la dinámica digital de mejor reconocimiento, optando por priorizar lo elemental al grado de acortar nombres. Salvatore Ferragamo, Ermenegildo Zegna y más son ejemplos claros del nuevo presente.

A finales del año pasado, el grupo italiano especializado en trajes y ropa de ocio, modificó su logotipo y redujo el nombre de la firma de Ermenegildo Zegna a sólo Zegna, cambiando su reconocida firma, por primera vez, en sus más de cien años de historia.

El cambio de imagen de la compañía fue un movimiento histórico que ocurrió apenas unas semanas antes de que entrara a cotizar en la bolsa de Nueva York. Pero ¿qué cambió en Zegna?

La nueva insignia de la marca introdujo un logotipo en mayúsculas, frente a la presentación clásica del nombre de su fundador y con una tipografía de aspecto moderno (más claro y limpio, sin mayor ostentación). El logo de la compañía se acompaña, además, de dos tiras horizontales de color naranja que representan el camino que inauguró Ermenegildo Zelda en 1938 en las montañas de Trivero en el norte de Italia, para llegar a su fábrica de lana.

Otro ejemplo, aún más reciente, es el que ocurrió con Ferragamo. En septiembre de este año, presentó un nuevo logotipo y nombre, dejando atrás el de su fundador y manteniendo sólo su apellido. “Salvatore Ferragamo se convierte en Ferragamo”, declaró la empresa en redes sociales.

Este cambió representó el primero en cuatro décadas que la compañía hace desde 1982 cuando tomó como referencia la firma de su fundador, el diseñador de calzado originario de Avellino. El nuevo cambio de Ferragamo incorpora un logotipo en mayúsculas de color negro sobre un color rojo granate, siguiendo la línea minimalista del “nuevo lujo”.

Mientras eso sucede en el exterior, en el interior ocurre algo más profundo, pues el abrupto cambio de director creativo, Paul Andrew, al joven Maximilian Davis, representa una nueva faceta de reinvención creativa para conectar con un cliente más joven. Esta nueva imagen quedó inaugurada oficialmente con la nueva colección Primavera/Verano 2023 durante la Semana de la Moda de Milán.

Cuando anunció su nombramiento, Ferragamo explicó que Davis “escribiría un nuevo capítulo en la empresa basado en la sofisticación y creatividad de la firma”, esto en palabras de Marco Gobbetti, consejero delegado de la compañía milenaria.

Dichos cambios se unen a una larga lista de modificaciones, como es el caso de Saint Laurent, que perdió el nombre de Yves en 2012 bajo la dirección creativa de Hedi Slimane, también responsable de la pérdida del acento de Celine, tras su llegada a la dirección creativa en 2018.

Estos cambios no son más que una estrategia de rebranding, resultado de las tendencias en logos elegidos para las marcas, que sirven en el contexto actual y permiten ser utilizados según las tendencias del momento, tal como la logomanía.

Así, en cuestión de logos y tendencias, encontramos al minimalismo, estilo en el que los logos se despojan de los elementos más superfluos y se quedan solo con lo elemental. En este proceso, muchas insignias de marcas famosas han perdido también el color, optando en su lugar por un blanco y negro atemporal.

En términos generales, esto resulta una oportunidad de volver a atraer a los consumidores con una nueva propuesta visual. Un cambio a nivel estético que atraiga, persuada o interese a nuevos públicos.

De acuerdo con Begoña Gómez Urzaiz, en un texto publicado para el diario El País, analiza a profundidad estos cambios corporativos y apunta que algunos de los nuevos logos en las firmas de lujo, son creados por diseñadores de prestigio como Peter Saville, (encargado del rebranding de Burberry y Calvin Klein). Así, enfatiza que en otros casos, no se ha querido destacar quién está detrás del cambio, pero que en general, todos han llegado a conclusiones muy parecidas.

Cortesía Calvin klein

Gómez Urzais añade que todo esto se debe, en parte por la digitalización, que obliga a crear logos que no den problemas en ningún formato.”Todo hoy en día tiene que ver con la pequeña escala, el móvil y la resolución de las pantallas”, destaca Miller.

Todos estos logos tienen una ingeniería detrás que busca la neutralidad; se espera que no digan mucho y que no molesten. Eso es un problema. Ahora hay un montón de marcas de lujo hablando en el mismo tono de voz visual y resulta muy extraño. Parece que están buscando lo contrario a la tendencia, pero al hacerlo, generan una tendencia”.

Por otro lado, el espectro de cambio de logos también impactó en el brand de Zara, que no es tan diferente al de muchas marcas de lujo. Este trabajo se logró gracias a la agencia francesa Baron & Baron, responsable también del cambio de imagen de marcas como: Dior y Maison Margiela. El objetivo de esta nueva imagen es una asociación con todas las firmas de lujo.

 

Otras transformaciones se pueden apreciar en la siguiente imagen, donde claramente todo esto cobra sentido, priorizando la visibilidad de los logos en su mínima expresión. Sin duda, una nueva era de logomanía.

 

Ver Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© 2022 BADHOMBRE CREATIVE STUDIO S.A. DE C.V. Hecho en México.