Leyendo ahora
Cuando termine la pandemia: La nostalgia de lo que no será

Cuando termine la pandemia: La nostalgia de lo que no será

Si tener veintitantos ya era una etapa suficientemente caótica hace un par de años, ahora contémosla con una pandemia por encima y todas las limitantes sociales que esta ha traído. 

—Nos van a quitar cuatro años de lo que debería ser una de las mejores etapas de nuestra vida —reclama Cristián mientras pasea el dedo por su celular. 

—¿Qué harían si mañana nos dijeran que ya no hay pandemia? —pregunté al notar un tema de conversación en potencia. 

—Sexo —escupió Melissa sin siquiera pensarlo.

—No sé, sería extraño —reflexionó Cristián—. Supongo que, después de todo, ya estamos muy acostumbrados. 

Lo cierto es que más allá de fiestas, sexo y la desesperante sensación un cubrebocas, la pandemia también nos está quitando oportunidades laborales y de crecimiento profesional. Y no sólo hablando de los veinteañeros, sino que se pronostica un fenómeno social para todas las edades.

Se habla de un desenfreno sexual y derroche económico por ahí del 2024, cuando el Covid se haya vuelto tan sólo un mal recuerdo (esperemos). Pero, más allá esto, esta supuesta profecía tiene entre líneas a un montón de treintañeros frustrados queriendo recuperar ese tiempo perdido y una gran cantidad de veinteañeros que caen como meteoritos en una realidad sin clases online. 

—Quizás, académicamente y laboralmente será aún más incómodo de lo que ya era. Todos hablan de lo que extrañan, pero nadie dice nada sobre esas cosas que no extrañamos de la antigua normalidad —volvió a contribuir Cristián.

Y quizás Cristián tiene un punto, es decir, ¿quién extraña pasar horas en el tráfico saliendo del trabajo o tardarse más de dos horas en el supermercado por la cantidad de personas que hay comprando?, cuando ahora lo puedes hacer todo con un dedazo en la pantalla de tu celular.  

Entonces, podemos decir que estamos atrapados entre videollamadas, ganas de ir al cine, miedo a contraer el virus, el uso de cubrebocas sucios y las infinitas ganas de salir de parranda y hacer besos de tres. Y así como los veinteañeros nos estamos perdiendo gran parte de esto, lo cierto es que a todos (de todas las edades) ya se nos ha quitado demasiado tiempo.

Dicen que el gel antibacterial y el uso de sanitizante llegaron para quedarse y que las cosas no volverán a ser lo que eran antes del Covid. Probablemente sea cierto, pero a nadie le cae mal recordar cómo eran las cosas o imaginar cómo serán una vez que esto termine. A fin de cuentas, de lo que más hemos vivido estos últimos meses es de eso: recuerdos e imaginación. 

Ver Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© 2020 BADHOMBRE CREATIVE STUDIO S.A. DE C.V. Hecho en México.