Leyendo ahora
Navegar entre la monogamia y el poliamor

Navegar entre la monogamia y el poliamor

Avatar

Diana y Gael se conocieron hace algunos años, pero las desveladas al teléfono y las risas bobas no se dieron hasta hace apenas unos meses. A veces pasa que el tiempo y el destino se la juegan para volver a juntar personas y ver si es cierto que se da algo… o no. 

Tanto Gael como Diana, estaban en etapas distintas de la vida. Sin embargo, terminaron siendo víctimas de las coincidencias, el buen sexo y una caótica diferencia entre lo que ambos buscaban. 

Si me lo propongo lo suficiente puedo volver escuchar la voz de Gael en un disparar de frases como “No sé amigo, a veces me harta un poco”, o “¡Me estoy enamorando goey!”, o “Es que siento que es muy intensa”, o “Quizás sí me anime a intentar algo serio con ella”. Incluso un ciego podría haber visto que la cosa ya marchaba mal. 

La gran noxa era que Gael ya había intentado navegar en el mar de las relaciones abiertas, y fracasó en el naufragio de la falta de comunicación. Y por más que su deseo fuera intentarlo de nuevo con Diana, lo cierto es que ella luchaba por convencerlo de que aquella embarcación solo flotaría en aguas de monogamia.

Y entre su lucha de ver quién cedía, se rompió el timón junto con su corta e intensa historia de enamorados.

Fotografía: José Toscano.

Si me lo preguntan, la culpa estaba más que compartida. Y estoy seguro que así como Gael y Diana, hay por ahí varios personajes luchando por probar nuevas formas de relación en un mundo aún bastante tradicional, o atrapadxs en la eterna búsqueda de su “otra mitad” en una realidad que aspira a este tipo de fenómenos sociales y culturales.

—Creo que si dos personas se eligen libremente, sin perder su libertad. Se gana mucho más que enjaulando o dejándote enjaular. Y probablemente quieras compartir un buen pedazo de tu vida con esa persona porque sabes que difícilmente vas a encontrar a alguien que entienda esa parte— dijo Gael al teléfono, la última vez que hablamos sobre Diana.

Entonces entendí que todos vemos con distintos ojos al amor y quizás las reglas son más flexibles de lo pensamos si se comunica con ganas de hacerlo funcionar.

Y así, sin más ni menos, decidimos intentarlo, perdernos, ahogarnos y volverlo a intentar hasta lograr sobrevivir al caótico mar de las relaciones amorosas.

Ver Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© 2022 BADHOMBRE CREATIVE STUDIO S.A. DE C.V. Hecho en México.