Leyendo ahora
Revolución masculina: las alfombras rojas han cambiado los códigos de estilo

Revolución masculina: las alfombras rojas han cambiado los códigos de estilo

La temporada de premios de 2021 sucedió en medio de una pandemia que ha obligado a las instituciones y academias a buscar nuevas formas de comunicación que permitan mantener el interés y relevancia de las entregas. Desde los SAG Awards hasta los Globos de Oro, el internet funcionó como el aliado perfecto para que los artistas pudieran mostrarse recibiendo sus premios y la herramienta ideal para documentar esta época. 

Estas reevaluaciones sobre cómo se habían hecho las cosas desde su inicio también extendieron una carpeta de posibilidades creativas que llegaron hasta la ropa que los nominados portaban y lucían a través de Instagram. Los retratos sustituyeron las fotos de reporteros, las salas y cuartos de hotel sustituyeron la alfombra roja y los tuxedos clásicos y tradicionales fueron cambiados por una infinita paleta de colores y texturas que llegan en un momento crucial para romper los estereotipos ligados al género masculino, que cada día se debilitan más, abriendo un camino mucho más libre para las nuevas generaciones.

Para esta temporada, los actores, cantantes, cineastas, etcétera, lograron adaptar las tendencias actuales a sus elecciones para cada evento. Desde la tendencia de color blocking hasta el uso de faldas como un argumento de desafío estético, este año vio llover un sinfín de cuerpos vistiendo ideas en color, y buscando un acercamiento a la infinidad de elecciones que sus colegas femeninas tienen. 

El traje negro, aunque se siguió viendo en cada momento, dio lugar a nuevas formas, telas y colores que no olvidaban que se encontraban en un evento de gala. Dan Levy, el genio detrás de Schitt’s Creek, se vio como el gran cómplice que la moda actual necesita. Cada outfit funcionaba como altavoz para su mente creativa que recibió todas las nominaciones del año, y su traje amarillo firmado por Valentino, llamó la atención de las redes sociales en la gala de los Globos de Oro. 

A Levy, se le unieron voces como Jared Leto en los SAG Awards, o Colman Domingo en los Premios Óscar, usando un mismo color para toda su ropa. El primero con un traje violeta firmado por Alessandro Michele para Gucci y el segundo por Versace, que ha traído esta tendencia para su colección de Primavera – Verano ‘21 y que ha encontrado en este color una bandera del hombre moderno. 

Otros de los actores que encontraron en los colores sólidos la ejemplificación de versatilidad fueron Daniel Kaluuya y Kevin Harrison Jr, ambos en los SAG Awards. Kaluuya, quien estuvo nominado por su trabajo en “Judas y el Mesías Negro”, recurrió a Louis Vuitton y su director creativo, Virgil Abloh, para su traje morado con rayas verticales cercano a la tendencia de pijamas para el día. Y Harrison Jr., reconocido por su trabajo en “El Juicio de los 7 de Chicago”, vistió un traje Gucci azul con rayas verticales y el famoso pussy bow colgando de su cuello. Una elección mucho más elegante, ideal para un evento formal, pero que sigue encontrando el mismo cambio esperado a través de un color y un accesorio novedoso. 

Es también necesario recordar que este cambio no ha sucedido en un año. En años pasados hemos visto a Billy Porter, Lil Nas X o Timothée Chalamet explorar estas nuevas tendencias de manera perfecta. Desde el vestido/tuxedo que Porter usó en los Premios Óscar del año pasado, hasta el arnés Louis Vuitton que Chalamet portó en los Globos de Oro. La lista es mucho más grande cuando nos vamos todavía algunos años atrás. Pero fue en este año que las direcciones creativas dieron un giro inesperado para un tiempo inesperado, y el resultado nos encamina más a alfombras rojas más diversas que se adaptan a las distintas voces que caminan sobre ellas. 

Una de esas voces, la de Bad Bunny, continuó con el legado del negro como el color favorito para estos eventos, pero esta vez lo decidió usar en una falda creada por Burberry que acompaña el mensaje de rebeldía y disrupción del cantante puertorriqueño. Los cantantes son lo que más rompen los esquemas del género y esta temporada lo ha confirmado. A Bad Bunny se le une Harry Styles y su cambio de estilo incesante que parece que ya ha encontrado su lugar, sobre todo gracias a su larga colaboración con la firma italiana, Gucci. 

La reimaginación perfecta del clásico traje negro llegó firmado por Anthony Vaccarello para Saint Laurent y el jumpsuit que LaKeith Stanfield usó en los Premios Ócar. El cinturón pronunciado y la camisa salida fueron sólo los acentos de este outfit que encontró en el negro y un buen trabajo de sastrería la combinación perfecta entra la novedad y lo clásico. 

Con un regreso a la normalidad cada vez más cerca, los avances creativos que ha dejado esta pandemia se encuentran dentro de la lista de las cosas no tan malas que sucedieron este año. Las voces que tienen algo nuevo que decir y las nuevas visiones que redefinen la masculinidad y el estatus social, encontraron en esta época la salida perfecta para pronunciarse sobre su idea del futuro. Esta temporada de premios llegó para confirmarlo: la innovación siempre está de moda y lo clásico nunca muere

Ver Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© 2020 BADHOMBRE CREATIVE STUDIO S.A. DE C.V. Hecho en México.