Leyendo ahora
Detrás de la moda: ¿Quién hace maquillaje y pelo en la escena actual?

Detrás de la moda: ¿Quién hace maquillaje y pelo en la escena actual?
Parte 03

Avatar

Una parte importante de una editorial son las personas que llevan a la realidad los conceptos de maquillaje y peinado planteados por el director creativo, por eso, en la tercer entrega de nuestra serie #DetrásdelaModa (mira la parte dos, acá) presentamos algunos de los maquillistas y peinadores que han trabajado con nosotros y gracias a su talento hemos hecho realidad muchos imaginarios dentro del mundo de la moda.

Jessica Diaz 

Cortesía Jessica Díaz.

¿Cómo definirías tu trabajo?

Desafiante, emocionante, muy satisfactorio y a veces bastante impredecible, creo que esa es una de mis partes favoritas.

¿Cuáles han sido los mayores highlights de tu carrera? 

Mi incursión en la docencia a partir de que gané un concurso a nivel nacional de la marca mexicana Maproderm en 2018, lidiar con el compromiso de capacitar a nuevos maquillistas me llevó a esforzarme mucho más, fue un empujón fuera de mi zona de confort inmenso.

¿Qué crees que caracteriza a la industria nacional? 

La pasión y el talento, la solidaridad entre creativos es maravillosa.

¿Cuál es el estado de la industria en México y en qué crees que aún nos falta mejorar? 

Creo que aún es demasiado pronto para hablar de un “resurgimiento”, estamos es un estado incipiente de reactivación en el que confío poco a poco vaya volviéndose más sólido. Creo que es de suma importancia considerar condiciones de trabajo dignas y justas para los creativos independientes, sería uno de los principales puntos en mi agenda.

¿Cómo crees que influyó el panorama actual de la pandemia en la industria?

No quiero caer en un falso optimismo, la repercusión económica de la pandemia ha sido tremenda de forma generalizada. Pero por otro lado, confío mucho en nuestra capacidad de adaptación, nos ha llevado a reinventarnos de mil formas, incluso a volver nuestros procesos más eficientes.

Marco Casasola

Cortesía Marco Casasola.

¿Cómo definirías tu trabajo?

Sabes hace mucho tiempo deje de ver esto como un trabajo, sé que cuando hay un trabajo hay una ganancia monetaria o personal, pero esta carrera la veo como una pasión algo que me deja expresarme, que deja que me arriesgue y explore todas y cada una de las ideas que pasan por mi cabeza y poder sintetizar todas esas locuras que pasan en mí y plasmarlas en un lienzo humano. 

Así lo defino como pasión, diversión y muchas locuras.

¿Cuáles han sido los mayores highlights de tu carrera? 

Es una pregunta que me llena de mucha alegría por poder recordar cada una de esas vivencias pues mi conocimiento ha sido empírico. Cuando inicié lo hice en una marca de maquillaje muy reconocida a la cual estoy agradecido pues fue ahí donde tuve un acercamiento profundo al maquillaje, muy satisfactorio a nivel personal pues me ha dado la oportunidad de conocer a grandes maestros del make up. He tenido muchas cosas tan chidas y acercamientos con situaciones que jamás abría pensado estar: maquillar a Flavia Luccini, una modelo que estuvo en la pasarela de Victoria’s Secret; mi primer portada digital e impresa como  freelance que fue con BADHOMBRE (nuestros Ones to Watch del 2020, míralos aquí) y así mil cosas que a final de cuentas siempre pongo empeño y dedicación equivalente al que piden en Vogue ¿quién sabe? ¡Tal vez algún día estaré ahí!

¿Qué crees que caracteriza a la industria nacional? 

El talento, la dinámica creativa y el shoot de cultural que nos rodea día a día 

¿Cuál es el estado de la industria en México y en qué crees que aún nos falta mejorar? 

Creo que el estatus de la industria ha ido mejorando ya que se expandió el rango de creatividad. Algo para mejorar es diversificar las oportunidades y abrir las puertas a nuevos talentos.

¿Cómo crees que influyó el panorama actual de la pandemia en la industria?

Evidentemente nos ha afectado a todos pero saca a flote la capacidad de adaptarnos y modificar los conceptos e ideas que teníamos concebidos, como la forma en que creíamos que tenía que ser un shooting “normal”.

Liz Jardón 

Cortesía Liz Jardón.

¿Cómo definirías tu trabajo?

Por definirlo de alguna manera, mi trabajo soy totalmente yo. A lo largo de estos años el propósito ha sido que mi corazón se vea reflejado en lo que hago, por más simple que parezca, siempre he querido que lo que ronda en mi cabeza quede estampado en mis maquillajes. Así que definir mi trabajo sería un poco como definirme a mí misma. Siempre estoy en la búsqueda del aprendizaje a través de lo que hago, soy muy imaginativa y bastante exigente conmigo misma. Mi trabajo es multifacético, nunca digo que no puedo hacer algo, creo que eso me ha llevado a estar en constante preparación y a participar en distintas áreas del maquillaje como el cine, la publicidad y sobre todo la moda.

¿Cuáles han sido los mayores highlights de tu carrera? 

El más grande fue el primer maquillaje que hice de manera formal en mi vida, ya que como se suele comenzar, no fue para ninguna boda o evento, sino una editorial para una revista de moda.

En ese momento me di cuenta de dónde quería estar y hacia donde quería enfocar mi trabajo. Mi primer modelo y persona que maquillé fue Annie Van Rickey y esas fotos fueron motivo de que me iniciara en el medio. Maquillar a Helen Marnie y a Mira Aroyo de Ladytron ¡ufff! me sentí soñada, ¡fue increíble! y otro que sucedió hace poco fue estar en Fashion Week maquillando al lado de personas que quiero y admiro un montón. Me gusta tanto lo que hago que eso hace que todos los momentos sean especiales de alguna manera.

¿Qué crees que caracteriza a la industria nacional? 

El talento. A veces haciendo scroll por Instagram o en Facebook salen imágenes que hacen contactos o amigos míos que son irreales, tanta belleza y creatividad me emociona. Normalmente se suele pensar en cosas negativas, pero para mí lo más sobresaliente de la industria es que hay tanto talento y creatividad que sólo puedo sentirme orgullosa de mis colegas maquillistas, fotógrafos, stylist, diseñadores, etcétera. Personas que trabajan y dan todo porque sus producciones sean perfectas. Esto sin duda encamina a la industria a ser cada vez más competitiva, un referente a nivel internacional y eso es muy inspirador.

¿Cuál es el estado de la industria en México y en qué crees que aún nos falta mejorar? 

Como mencionaba anteriormente estamos ante un gremio lleno de talento, de ganas de mejorar y posicionarse en sus distintas ramas. Lo desafortunado del panorama es el suelo económico tan inestable sobre el que nos paramos y la falta de empatía o apoyo entre mexicanos. 

Pienso que la forma más importante en la que podríamos ver crecer la industria y fortalecerla, es en el apoyo entre nosotros. Por mencionar un ejemplo, la acción de comprar fast fashion es algo muy común que afecta a nuestros diseñadores y creativos nacionales, pienso que no está demás voltear a ver lo que se hace en nuestro país y consumirlo en alguna medida, de esta forma será más fácil lograr mejores oportunidades de crecimiento para nuestras marcas y así con todos los rubros que la moda implica. Otra cosa que se me ocurre es valorar el trabajo de nuestros colegas y compartirlo, puede tratarse de una acción pequeña pero que en conjunto puede tener un gran impacto, dejar de ver al otro como competencia y más bien vernos como aliados.

¿Cómo crees que influyó el panorama actual de la pandemia en la industria?

Ver nuestras producciones paralizadas en un medio que en su mayoría es freelance y de una actividad no esencial, ha sido bastante problemático. Desde mi perspectiva, las cosas se han tornado un tanto difíciles. Es una verdad que nuestra industria no es de las primeras que deban salvarse, por lo tanto se muestra relegada a la resistencia que como prestadores de servicios tengamos, a cuidarnos de sobremanera para no enfermar y poder seguir adelante y eso a nivel país es bastante preocupante, no hablemos a nivel mundial, ya que sólo los más fuertes sobrevivirán, los grandes de la moda. Ahora tenemos una nueva forma de vivir y de trabajo que estamos obligados a seguir religiosamente para poder mantenernos a flote. Es un momento crucial en donde más que nunca necesitamos apoyarnos entre nosotros y crear nuevas estrategias. Tanto la producción y el consumo de moda nunca volverán a ser los mismos, por lo tanto es importante generar formas que se adapten a esta nueva normalidad, sin duda  necesitamos reinventarnos.

Zarina 

Cortesía Zarina.

¿Cómo definirías tu trabajo?

Podría definir mi trabajo como artístico y libre, ya que mi mayor inspiración en el maquillaje es el arte, la pintura. 

¿Cuáles han sido los mayores highlights de tu carrera? 

Como maquillista algunos de mis highlights son arreglar a iconos musicales como Ms Nina.

¿Qué crees que caracteriza a la industria nacional? 

La industria nacional principalmente la caracteriza la diversidad en el aspecto cultural que existe en la Ciudad, como la mayoría de las personas creativas que he conocido somos foráneas eso le brinda mucho jugo a la industria. Siento que esta ciudad es una especie de refugio para los artistas que no son apreciados de alguna forma en sus tierras.

¿Cuál es el estado de la industria en México y en qué crees que aún nos falta mejorar?

La industria se encuentra en un proceso aún de crecimiento. Hay muchos aspectos en los que la industria tiene que mejorar tanto moral y socialmente hablando.

¿El panorama actual de la pandemia cómo crees qué influyó en la industria?

La pandemia afectó bastante en muchos aspectos la industria (maquillaje) sin embargo, de alguna forma nos hemos ido adaptando.

Los creativos se han sabido adaptar y ellos no son la opción, demostrando que la industria #DetrásdelaModa es resistente, profesional y llena de talento.

Said Méndez: Interiorista frustrado, deportista en vacaciones y publirrelacionista de profesión.

Ver Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© 2020 BADHOMBRE CREATIVE STUDIO S.A. DE C.V.

Hecho en México.