Leyendo ahora
Los hombres también tienen un glow up

Los hombres también tienen un glow up
¿Existe la fórmula para lograrlo?

Juan Ramón Hernández

Entre todas las metas que tenemos algunos jóvenes, parecería que alcanzar el famoso “glow up” es una de ellas. Una palabra tan poderosa que engloba no solo su significado literal: “brillar de una forma intensa” como lo describen algunos, sino más bien alude a un importante cambio mental que se hace visible en nuestro exterior. Pero ¿existe la fórmula para lograr un glow up exitoso?

Así, inmersos en la cantidad absorbente de contenidos que vemos a diario en Internet, donde nuestra atención es acaparada por los influencers o famosos y sus estilos de vida, vivimos en una constante comparación que termina poniendo en duda nuestros estilos, rutinas, formas de vestir y hasta de pensar, creando así molestia, impotencia, incomodidad y hasta infelicidad con nuestra realidad, cuestión que erróneamente hemos adaptado como una antesala para tener un glow up.

Como bien lo explica Kam Jurado en el video anterior, se recomienda que los glow up no deben ser forzados, pues estos cambios radicales, no actúan de la misma forma en la vida de cada persona. Es así, como no siempre la espera de un glow up es la cúspide de una realización como persona, señalando que la vida se trata de disfrutarla en el momento y no esperar a tener algo inalcanzable para ser felices.

Así, un glow up deberá ser orgánico y con fines saludables para nuestra mente y cuerpo, conscientes de una verdadera necesidad de cambio. Un gran ejemplo, son esos procesos donde necesitamos salir de aquellos momentos oscuros de la vida, donde la depresión o ansiedad se apoderan de nosotros y necesitamos de toda nuestra motivación e introspección, así como ayuda profesional para que nos impulsen a cambiar o transformar esa etapa que queremos dejar atrás.

A partir de ello, es necesario entender que el glow up no debe estar determinado o guiado por el exterior, sino por el interior. En este sentido, el glow up significa aprendizaje, madurez, confianza y autoconocimiento, cualidades que serán trasladadas a diferentes aspectos de cambio exterior como la imagen, siendo la vestimenta una de las mayores proyecciones de transformación.

De esta forma, la ropa que usamos, en el día a día, habla por nosotros dependiendo de nuestro estado interior y es por eso, que juega un papel primordial en el glow up, pues en conjunto con la práctica deportiva, rutinas de skincare, alimentación saludable u otros factores que integren nuestra transformación, dará cuenta y será reflejo de un  verdadero cambio.

El glow up en la moda se refleja con el uso de prendas, que aunque no son tendencia, te hacen sentir tan bien que terminas proyectándolo en el exterior. Así, el reflejo de un buen cambio se vive en los colores de tu ropa; en esos pantalones con los que te sientes cómodo; en la playera que vistes todos los días o bien, en ese par de tenis que eliges para ir a la escuela o al trabajo.

Pero ¿cuándo es un buen momento para pasar por un glow up? o ¿cómo saber si estás pasado por uno?

Sonara muy arbitrario y cliché, pero cada quien sabe cuándo o cómo transita por ello y la falta de uno, no es sinónimo de tristeza o decaimiento, porque entonce,s tal vez no es necesario. Y es que una cosa es cierta: privilegiamos y ponemos tanta atención en “querer cambiar”, que olvidamos vivir lo bueno que tenemos.

Asimismo, es preciso decir, que mediáticamente el glow up ha servido como moneda de cambio para la publicidad de las marcas, quienes te convencen de necesitar un cambio que solo puedes lograr a través de la compra y uso de sus productos, cuestión, que como ya vimos, es equívoca, pues no todos somos iguales, ni todos necesitamos de una transformación.

Independientemente de las razones que motiven un glow up, hay que tener en claro que éste deberá ser trabajado  desde el interior, para que su reflejo sea el de una transformación orgánica que conviva con tu esencia, personalidad y estilo. Esto pareciera indicar que al final todo está conectado y como tal, no merece ser alterado ni precipitado, pues como el crecimiento, toma su tiempo y no llega de la misma forma. Así, escúchate, entiende las necesidades de tu mente y cuerpo; y recuerda, que si el lugar en el que te encuentras no es donde quieres estar, haz algo por cambiarlo.

Ver Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© 2022 BADHOMBRE CREATIVE STUDIO S.A. DE C.V. Hecho en México.