Pre-order: el futuro de la moda y el modelo de producción que salvará al planeta

Avatar
[video src="https://www.instagram.com/p/CEJaxNCniNP/"][video src="https://www.instagram.com/p/CET_tftH6WG/"][video src="https://www.instagram.com/p/CE6JXzpnkWN/"][video src="https://www.instagram.com/p/CFeWrHjnkdZ/"][video src="https://www.instagram.com/p/CFrTnVan9IK/"]

El futuro de la moda -aún incierto- está tomando distintas direcciones, sobre todo en la manera en la que la consumimos. Una de estas formas destaca del resto porque parece llegada del cielo como la solución ideal, no solo para rescatar a la industria de la crisis sanitaria, también para el cuidado medioambiental -siendo esto una noticia alentadora-. De lo que hablamos es del pre-order y aunque no se ha difundido mucho al respecto, trataremos de detallarlo lo mejor posible. 

La virtud de la paciencia es cada día más difícil de ver, más cuando se trata de algo que ansiamos que llegue o que ansiamos tener. Un claro ejemplo podría ser nuestro cumpleaños. Esperamos la llegada de ese día desde semanas antes: esa espera se intensifica con el pasar de los días, queremos que llegue para festejar con nuestra familia, ver a nuestros amigos y también para abrir nuestros regalos. Esa impaciencia también se ve reflejada al momento de adquirir algo vía online: compramos algo y entre menos tiempo pase para tenerlo en nuestras manos, mejor. Esta demanda ha obligado a los servicios de entrega a ofrecer envíos cada vez más rápidos, incluso algunos ofrecen el ya conocido next day delivery. 

Como es de esperarse, el impacto ambiental es el más perjudicado. Estas entregas exprés que ofrecen las marcas solo significan más gasto de transportación, de combustible y hasta de embalaje. Por otro lado, a veces es impredecible para estas marcas saber cuántas piezas tendrían que producir de un modelo: hacer pocas y que las personas no alcancen a comprarlas puede causar descontento y, al contrario, hacer muchas puede provocar un exceso de stock. En ambos casos esto representa algo malo para la organización y va en detrimento de la ecología. 

Para nuestra sorpresa, o no tanta, son las marcas pequeñas e independientes las que están poniendo el ejemplo, reivindicando los procesos lentos y la dedicación al momento de confeccionar una prenda y el pre-order o reserva anticipada es el modelo que se ajusta perfectamente a sus necesidades. Para esto, el usuario o consumidor debe estar consciente de que podría esperar meses hasta tener la pieza que desea adquirir. Esta es la buena noticia: las marcas podrían planificar mucho mejor su producción porque ya saben con certeza cuánta materia prima van a necesitar -puesto que ya todo esta apartado-. Y aquí lo importante: aunque ya esté la orden lista, puede que aún ni siquiera se haya empezado a fabricar. Este es el punto, el desarrollo adecuado de cada prenda.

Uno de los retos que se encuentran en esta vanguardista variante de e-commerce está en mantener a los clientes satisfechos incluso antes de que llegue su pedido. Esto podría complicarse si no los fidelizan al grado de hacerlos sentir más que sus clientes, también parte de la marca y de todo el proceso. En este punto la comunicación y una buena estrategia publicitaria serán de vital importancia. 

La compañía de chamarras Paytner Jacket está marcando la pauta en esta materia. Ellos solo tienen 3 lanzamientos al año y lo dividen por lotes. Su misión es contar una historia a través de sus creaciones de edición limitada (todo lo van documentando) y asegurarse que nada se desperdicie en el transcurso, desde el diseño hasta la entrega final. La transparencia y su compromiso con el medio ambiente son otros de sus puntos fuertes

Ver También

Totalmente contrario al fast fashion, lo que han conseguido en Paytner Jacket Co. ha sido recordarle a la gente que en la industria de la moda también hay espacio para un consumo más lento y mejor planeado. Sus productos pueden tardar hasta 9 meses en hacerse adecuadamente y si no alcanzas a comprarlos debes inscribirte a una lista de espera para el siguiente lote. 

Es este el futuro de la moda, ahora toca trabajar en nosotros para entender que es mejor ser parte de toda la experiencia más allá de tener algo que se produce en masa (aunque la espera sea larga). Después de todo, vale la pena esperar por lo que vale la pena tener.

Ver Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© 2020 BADHOMBRE CREATIVE STUDIO S.A. DE C.V.

Hecho en México.

Scroll To Top