Leyendo ahora
Rubén Kuri y Roberto Carlo: Evolucionar su estilo para deshacerse de los prejuicios

Rubén Kuri y Roberto Carlo: Evolucionar su estilo para deshacerse de los prejuicios

Francelia Bahena

Roberto Carlo, así sin s, nació hace 33 años en Nuevo León, es Licenciado en Ciencias de la Comunicación y tiene tres pasiones: ser conductor de televisión, actor y conferencista. Desde hace 3 años dirige de forma titular el programa matutino Sale el Sol, pero lleva dedicándose a los medios 23 años, entre trabajos en el radio, el teatro y la televisión.

Ruben Kuri tiene 30 años, es empresario y experto en moda. Cuenta con una plataforma que promueve artistas plásticos mexicanos, lleva (junto con sus socios) la feria de arte mexicano más importante del país y también trabaja de la mano de Mexico Bien Hecho Comex para recuperar espacios públicos. En la parte de moda es crítico, hace reviews de red carpets, ha trabajado como diseñador y conductor en diferentes programas de moda y también fue modelo desde el 2014.

Hoy los entrevistamos porque representan a una generación que le tocó vivir el cambio de mentalidad entre lo políticamente correcto y aceptado en la moda en México a vivir una época de individualidad donde ya –casi– todo es aceptado.

Rubén Kuri: Pantalón y gabardina Lacoste, pashmina Gucci, reloj Ferragamo. Roberto Carlo: Pantalones y saco Gucci, camisa Scappino.

¿Desde pequeños siempre se imaginaron trabajando en quehaceres tan sociales?

Roberto Carlo: Yo sí, yo desde niño siempre fui el típico chavito que estaba involucrado en todo lo que tuviera que ver con show. Por eso empecé a trabajar tan joven. Estaba en mi vocación poder compartir un mensaje a través de una cámara o un micrófono o incluso a través de la moda, porque cuando me di cuenta de su poder hasta saqué mi marca de botas.

Rubén Kuri: Yo la verdad no. Mi familia es bastante tradicional entonces aunque siempre me apasionó pensé que mi obligación era dedicarme a alguna ingeniería o arquitectura o construcción, que es lo que en mi familia se han dedicado de toda la vida.  Ya en la universidad me armé de valor para hablar con mi papá y decirle que definitivamente la moda era algo que me encantaba y en donde me quería desenvolver, entonces llegamos al acuerdo donde yo podía estudiar Negocios Internacionales y después ya podía estudiar el Máster en Moda. En cuanto a conducción siempre fue algo que me encantó pero no me sentía capaz de hacerlo y lo veía como algo lejano, pero las cosas se fueron acomodando y ahorita estoy muy contento con eso.

¿Cuál fue el primer momento en su vida en donde se dieron cuenta que estaban interesados por la moda?

RC: Yo recuerdo dos: uno fue desde muy niño porque mi mamá siempre fue súper fashionista, entonces como desde chiquito siempre nos vestía con lo último, me dejó ese chip de traer algo diferente, obviamente en esa exploración siempre la regaba pero me gustaba; el segundo momento fue cuando di vida a Renzo en Atrévete a Soñar, para crear el personaje literalmente la descripción decía “Renzo es fashionista” entonces empecé a investigar más sobre esto para que realmente se viera en pantalla esa parte fashionista.

RK: Yo desde que tengo uso de razón. Mis abuelas platican historias mías donde yo desde los tres años me fijo en lo que traen puesto. Tengo un recuerdo muy vívido donde para la boda de un tío donde fui paje, llegué a casa de mi abuela y vi a todas mis tías súper arregladas con vestidos de noche y yo me sentía en Disneylandia, entonces mi mamá por alguna razón reventó el cierre de su vestido, de último momento, y tuvo que llevar un vestido corto, y yo lloraba y lloraba y lloraba porque decía “¿Cómo mi mamá va a llevar un vestido corto a una boda que es de largo?” A partir de ahí, siempre, toda la vida me encantó.

También tengo muy claro el recuerdo de un anuncio de Valentino en 2007, cuando Valentino aun diseñaba para la casa. Todavía tengo el recorte de ese anunco guardado porque son dos modelos en unos vestidos espectaculares, lo vi estando yo en la prepa y a partir de eso dije “Yo aquí pertenezco”.

Rubén Kuri: Pantalón y gabardina Lacoste, pashmina Gucci.
Roberto Carlo: Playera y lentes Gucci, collares Olympia.

¿Cómo ha cambiado su estilo a lo largo del tiempo?

RC: Ha madurado conforme yo lo he hecho. Cuando vas creciendo y vas encontrando tu voz, vas creando también tu estilo. Al final creo que para mí eso es la moda, es tu propuesta, lo que tú le cuentes al mundo. A mí me gusta jugar mucho y lo que quiero contar a través de la moda es atreverme a ponerme siempre lo que sea. Al final lo que cuenta es la seguridad con que te lo pones.

RK: Sí. Creo que nos tocó crecer en un momento muy duro para la moda, el principio del milenio, para mí es la peor época de la moda en la historia de la humanidad y nos tocó estando en la prepa, así que veo las fotos y digo “¡wow con los looksitos que me cargaba!” y aparte te sentías el más guapo, definitivamente no me vestiría así ahora. Creo que después, cuando empecé la parte profesional como crítico de moda, también empecé a cuidar mucho más mi imagen, porque creo que como yo me veo es el primer statement de darle credibilidad a mi voz y a mi crítica o a mi análisis, entonces eso lo cuido mucho. La verdad si te soy 100% honesto, Roberto me ha aportado mucho porque fue a través de que lo conocí que me empecé a atrever a ponerme un poquito más, divertirme más, obviamente dentro de mi propio estilo y personalidad pero sí le sumó a mi estilo.

Hablando de errores del pasado, ¿recuerdan algún look que nunca se volverían a poner?

RK: Justo cuando era adolescente creía que combinar todo en el mismo color era muy cool, ahora se ve muy bien pero en ese momento yo lo hacía pésimo y no lo sabía aplicar. Entonces un día me puse un pantalón amarillo pollo, con una playera amarillo pollo, con unos tenis amarillo pollo y para darle el toque final unos lentes como azul cielo, yo me sentía el fashionista del momento. Después me puse lo mismo pero en color rojo y ahí sí mi mamá me dijo: “No puedes salir así chiquito, pareces estampa roja”.

RC: Yo también, en una sesión de fotos me acuerdo que me puse unos jeans apretadísimos, tipo leggings, grises, con unas botas de motociclista de mujer (me las prestó una amiga) de cuero hasta la rodilla, con unos tirantes y cinturón negro al mismo tiempo y lo peor de todo era mi pelo, tenía un corte de pelo que en sus momento se usaba pero no lo volvería a hacer.

¿Cómo consideran a su estilo en este momento, en una palabra?

Ver También

RC: Propositivo.

RK: Atemporal. Y espero no sonar muy soberbio pero en este momento creo que ahora sí puedo ver mis fotos en 20 años y decir “Ah! me veía bien”. Espero no tragarme mis palabras pero así me siento ahora.

Ruben Kuri: Saco Náutica, lentes Gucci.
Roberto Carlo: Pantalones Gucci, camisa Scappino, pulseras Olympia.

¿Alguna vez los han encasillado prejuiciosamente en algún estilo?

RC: Pues sí, sobretodo más en la adolescencia, me decían que me vestía muy gay, incluso mi misma familia. En aquel entonces al parecer tener propuesta era sinónimo de ser gay, desde el pelo, tan solo dejártelo largo decían que era pelo de maricón. Y yo nunca se los dije pero entonces ¿Cristo es gay?

RK: ¡Qué chistoso! pero igualito, a mí me decían lo mismo. Creo que sí, afortunadamente la apertura de la moda masculina ha sido muy importante y obviamente la mentalidad y la sociedad ha cambiado y ahora se acepta mucho más y me parece increíble, pero cuando nosotros crecimos sólo ponerte algo tan básico como una camisa rosa, un collar, un anillo, ponerte algo así para la sociedad ya era clasificarte como mujer.

La mentalidad era así, ahorita te impulsan mucho a ser tu mismo, a disfrutar tu individualidad y está bien, pero no podemos fingir que no pertenecemos a una sociedad y que las palabras no importan, hay una línea muy delgada entre ser tú y cumplir con ciertas reglas sociales que igualmente existen por algo.

RC: Yo ahí difiero, yo pienso que no hay que ser políticamente correcto, mientras no le hagas daño a nadie, no tienes porque detenerte por nadie.

Roberto Carlo: Playera y pantalón Gucci. Rubén Kuri: Saco Diego Zúñiga, camisa blanca Scappino, collares Olympia.

Roberto Carlo y Rubén Kuri no solo ya forman parte de nuestra sección de Badhombres gracias a su aporte a la moda desde sus distintos proyectos, también ayudaron a ilustrar nuestra invetigación sobre Mirreyes que pueden encontrar en el siguiente enlace haciendo click aquí.

Ver Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© 2020 BADHOMBRE CREATIVE STUDIO S.A. DE C.V.

Hecho en México.

Scroll To Top